domingo, 10 de marzo de 2013

Malvinas : usurpación británica y la la victimización kelper


Malvinas : usurpación británica y la embustera victimización kelper

El gobierno británico en un intento por desviar el eje real del conflícto por la soberanía de las islas Malvinas, procura incluir a la colonia de kelpers ( contingente implantado sobre Malvinas tras la usurpación que cometieron contra la Argentina en 1833) como si se tratase del eje principal del diferendo.

Donde el mismo Reino Unido pretende victimizar a su colonia británica, implantada, en las islas tras cometer una usurpación. Los colonos británicos, funcionales al Imperio Británico pretenden mantener la ocupación ilegal que hizo su país sobre las islas.

Los kelper como colonia británica no puede constituirse, per se, como una tercera parte en el litigio por las islas, como pretenden desde Londres, ya que los kelpers son británicos y por lo tanto parte del pais invasor y agresor a un territorio territorio argentino.Siendo por demás probada la presencia kelper, en Malvinas, como consecuencia de un acto de usurpación; no constituyendo una población anterior a la misma sino producto de ella.

Muchas veces se ha oido que  los kelpers expresan enfáticamente que son británicos y se sienten orgullosos de serlo. Una prueba más que refuerza la posición argentina comprobandose que los isleños británicos no son otra cosa que una colonia implantada por los británicos luego de un acto de invasión y usurpación.
 
Por lo tanto falsamente puede pensarse que ahora los kelpers puedan constituir una tercera población y ajena al conflicto, siendo colonos británicos y no una población originaria anterior la usurpación.

El hecho que los británicos pretendan actuar sobre el reclamo argentino por las islas Malvinas negándo y desviando el conflicto no hará que desaparezca. 

La artimaña del gobierno británico consiste en pretender confundir y prolongar el conflícto por la soberanía de las Malvinas presentando a los kelpers como parte interesada. Al mismo tiempo que los propios británicos pretenden ser los jueces del conflícto, que ellos mismos originaron. Usurpar y luego presentar a los kelpers como ¨dueños¨ y con ¨derechos¨. El mismo imperio británico pretende así, otorgar a sus ciudadanos británicos de las islas, un reconocimiento que no existe si tenemos en cuenta que sobre Gran Bretaña pesa un reclamo de la República Argentina reconocido por las Naciones Unidas, y donde establece que las partes en litigio por la soberanía de las islas Malvinas es entre Argeninta y el Reino Unido.

Gran Bretaña intenta desoir el llamado de las Naciones Unidas que convaca al comienzo las negociaciones con Argentina, por la soberanía de las Islas Malvinas. Pero lejos de ello, los británicos desiden realizar un referendo, con su propia colonia británica de las islas además de presentar a los kelpers como los ¨propietarios¨, de lo que su país ha usurpado. Con ello los británicos intentan imponer el criterio de ser los ¨dueños¨ de Malvinas, sin contar el arrebato cometido contra la Argentina. Utilizando a su colonia para justificarlo, pretendiendo, así, dejar de lado el litigio por la soberanía de las islas que es el principal conflícto que tiene con Argentina. Destacando que dicho litigio impera por sobre cualquier desición unilateral que realice el Reino Unido tal como lo reconoce la ONU.

El conflicto por las islas Malvinas se basa en el reclamo argentino por la soberanía de las islas usurpadas, y no en una cuestión de deseos de colonos británicos ó de imposición de ciudadanía. En otras palabras, la resolución del litigio por las islas Malvinas no pasa por los deseos de los isleños británicos como pretenden el Reino Unido. Argentina siempre reclamó por su suelo y espacios marítimos usurpados por el Reino Unido, y no por la ciudadanía de los kelpers, que Argentina, en ningún momento, reclamó ó cuestionó, al estar por demás claro, que constituyen un contingente británico impuesto tras un acto de usurpación y que en ningún momento fueron el centro de disputa con el gobierno de Londres. 

Los kelpers no son sujetos de derecho, por no constituir un contingente ajeno al bando invasor. Por consiguiente falsamente pueden hablar de autodeterminación cuando son parte de un país en litigio con Argentina y no tratandose de una tercera población, como lo intenta hacer creer el Reino Unido. 
 
Las Naciones Unidas establece que los kelpers son objeto de derecho y no sujeto de derecho, es decir Argentina se compromete a respetar su estilo de vida, costumbres, idioma y ciudadanía si asi lo desearán. De la misma manera que Buenos Aires habitan ciudadanos británicos, y en mayor proporción que en las islas, y no se les impone ciudadanía ni tampoco costumbre alguna.

De la misma forma que cualquier planteo de autodeterminación no es válida para una colonia al formar parte del contingente del bando usurpador.Mientras que para poblaciones sometidas a cualquier país invasor si está prevista. Tal el caso de la isla de Chagos y donde el Reino Unido muestra su doble discurso e incoherencia, ya que mientras dice respetar, defender y expresar el supuesto derechos de los británicos kelpers a la autodeterminación en Malvinas, su actitud para los chagosianos es la contraria. Los isleños del archipiélago de Chagos que habitaban la isla Diego García fueron expulsados por los británicos de su isla para rentársela a pedido de EEUU quién  estableció una base aérea descomunal con la que actualmente puede atacar y atacó países de medio Oriente, desde pleno Océano Índico. 

Los chagosianos ciudadanos reconocidos y víctimas de invasor británico, son pasibles de su total derecho de regresar a su isla y proclamar su autodeterminación. Sin embargo fueron echados, como parias, de su propia tierra, por el mismo Imperio británico que ahora dice defender la autodeterminación de los kelpers !. Esto demuestra la mediocridad, sinrazon y la hipocresía del discurso británico que no tiene límites. 

El conflícto por las Malvinas es una cuestión bilateral entre Argentina y el Reino Unido y no entre británicos como lo intenta imponer Gran Bretaña. Las Naciones Unidas reconocen el conflícto por la soberanía de las Islas Malvinas y establece como partes litigantes a la República Argentina y al Reino Unido, país que incluye y representa a los kelpers como británicos.

Aunque los británicos afirmen que la soberanía les corresponde, en Argentina existen sobradas pruebas para derrumbar esa falsa afirmación. El conflicto por Malvinas existe, es reconocido por la ONU y está pendiente de resolución aunque los británicos intente negar su existencia y hagan oídos sordos a los cáuses diplomáticos correspondientes para resolverlo. Y tratara el litigio como si fuese un hecho consumado. No teniendo la intención de resolverlo y además pretender exigir algún tipo de reconocimiento por ello.

El invasor británico intenta victimizar a los kelpers al mismo tiempo que agita los fantasmas de la guerra, el gobierno inglés pretende hacer callar las reiterados reclamos argentinos por Malvinas, que por otra parte no cesarán hasta tanto los británicos retomen el sendero de la legalidad y comiencen las negociaciones para resolver el conflícto. Cualquier medida unilateral, por afuera de las normas internacionales encuadradas dentro del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, no contribuirá a resolver el problema. Ningún referendo ni recurso ilegal ocultará ni contribuirá a resolver el diferendo. 

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...