jueves, 6 de junio de 2013

Malvinas ¿entre el saqueo de petróleo y el Paraíso Fiscal ?


Malvinas ¿entre el saqueo de petróleo y el Paraíso Fiscal ?

El argumento fundamental de los kelpers es que será gran exportadora del combustible, mientras nadie menciona acusaciones sobre dinero ilegal

El tema de los grandes "paraísos fiscales" está de moda actualmente, inclusive en nuestro país, donde los mecanismos de blanqueo de capitales derivados a muchos de esos lugares están a punto de comenzar a aplicarse si el trámite legislativo no es neutralizado con decisiones judiciales. Hace escasos días el gobierno nacional dispuso dar de baja la nómina de paraísos fiscales reconocida por organismos internacionales y darle a la AFIP -que pensamos debe tener acceso a elementos de juicio más certeros o al menos más valederos que a esos entes internacionales- la potestad de determinar cuáles lugares tienen esa condición especialmente financiera.

Pero enlazamos esa circunstancia con las islas Malvinas, en virtud de que ha resurgido en medios informativos europeos el texto de un decreto real dictado en España, hace poco más de 20 años, donde se disponía establecer una "lista negra" con aquellos lugares en que se admitían fondos mundiales evasores de impuestos y también aquellos de origen delincuencial o al menos ilegal.

Ocurre que uno de los elementos fundamentales para que los kelpers  y su país el Reino Unido se nieguen a analizar la corrección del viejo reclamo argentino de soberanía sobre las islas, es la importancia económica que se asegura tendrá esa región marítima en la extracción de petróleo submarino, Así lo dijo rotundamente Roger Edwards, integrante de la asamblea legislativa de ese archipiélago, motivo de la disputa bélica de 1982.

En gira por el Viejo Mundo, pidió concretamente que se considerara a las islas como "un país independiente" asegurando que ese océano de oro negro servirá de salvaguarda para que las próximas generaciones estén financiera, geográfica y socialmente protegidas. Esas islas podrán vivir así, dijo el político, su segunda época dorada, la primera de las cuales lo constituyó el mecanismo de tiempo atrás de vender permisos de pesca a numerosos países, estableciendo zonas de conservación de las especies y áreas de explotación intensiva.
En tanto exista la presunción de que habrá petróleo por muchos años, el dominio británico no se dejará de lado, es la conclusión natural.

Uno de los mayores licenciatarios de pesca en Malvinas, es España, y por ejemplo, la mitad de los importantes cargamentos de calamares que se consumen en tierra hispana, proviene de Malvinas.
Pero nuestra madre patria es también autora de una denuncia producida en 1991, cuando un decreto real detalló una "lista negra" que incluía los paraísos fiscales, la gran mayoría de ellos aun en esa condición. En esa nómina, figuran las islas Malvinas, es decir que teóricamente al menos -luego no se mencionó más el tema, quizás haya dejado de serlo- el archipiélago del Atlántico Sur, frente a nuestras costas, recibiría depósitos de evasores fiscales como una forma de obtener réditos para el sostenimiento de ese territorio. Estaba en el mismo rango que otros más conocidos, como las islas caribeñas dependientes del Reino Unido, Gibraltar, Hong Kong, las islas Caimán, Guernesey y Jersey (en el británico canal de la Mancha) y muchos otros que inclusive han firmado acuerdos de cooperación, pero sin cumplimiento efectivo hasta ahora.


Fortunas evasoras

Lo que algunos llaman "limbos financieros" constituyen un receptáculo de cantidades impresionantes de dinero, según los análisis realizados por los especialistas. Un organismo no gubernamental, llamado Tax Justice Network (Red de Justicia Fiscal), determinó que en el año 2010 la cantidad de dinero allí depositado sumaba entre 21 y 32 billones (con letra "b") de dólares, cifra que significa más del 10% del producto bruto total del mundo. Serían entre 91.000 y 120.000 los empresarios y políticos, así como contrabandistas, narcotraficantes y hasta terroristas los que en forma constante alimentan sus depósitos en decenas de paraísos fiscales.

Grandes multinacionales, los 50 bancos más fuertes del mundo, compañías de seguros, fondos de inversión, eluden así enormes cifras de impuestos, que naturalmente inciden en los recursos de todos los países del mundo. Un milésimo o algo similar de la población del planeta poseen esos bienes disparatados eludiendo gravámenes.

Pero es bueno saber que la Argentina tiene un "honroso" octavo lugar entre todas las naciones, en aportes de dinero a los paraísos fiscales. No es ni una de las grandes naciones industriales ni su población es descomunal y una denuncia legislativa pidió que se investiguen 400 empresas que han fugado US$ 5000 millones hacia esos destinos y revelando que aquella Red de Justicia Fiscal dio a conocer el dato antedicho.
En el lapso 1970-2010, los argentinos depositaron US$ 400.000 millones de fondos evasores, detrás de Brasil, México y Venezuela. En el período 2000/2009 ingresaban US$ 9500 millones por año, pero en el lapso 2001/2010 subió a US$ 10.600 millones.

Muy recientemente, empleados infieles de empresas de diversos paraísos fiscales que reciben esos fondos, divulgaron al periodismo 2.500.000 documentos dando detalles de millares de clientes de los paraísos.

Fuente:  http://www.lavozdelpueblo.com.ar/nota.php?id=8356

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...