lunes, 16 de diciembre de 2013

El gobierno británico protesta por leyes argentinas y desvirtúa el conflicto de Malvinas


El gobierno británico protesta por leyes argentinas y desvirtúa el conflicto de Malvinas

El gobierno británico, innegable usurpador de las Islas Malvinas, niega el reclamo argentino y obvia el litigio por la soberanía de las islas Malvinas, que ocupan ilegalmente. Y le recrimina a la ARGENTINA POR DICTAR UNA LEY QUE CASTIGA EL SAQUEO DE LAS RIQUEZAS PETROLÍFERAS EN TORNO A MALVINAS, QUE ESTÁ JUSTIFICADA ANTE EL ATROPELLO DEL USURPADOR BRITÁNICO EN MALVINAS Y EL MAR ARGENTINO.

El infame invasor británico  usurpa, saquea y encima culpa al país que depreda, por protestar y reclamar lo que es patrimonio argentino. 

El gobierno británico hipócritamente de culpa y acusa a la Argentina de ser el país que amenaza económicamente a su colonia implantada en Malvinas. Siendo invasores y generadores  del conflicto por las islas, el que intentan ocultar con el pretexto de defender ¨derechos¨  de su colonia, derechos que se autoproclamaron impunemente y que no poseen desde el mismo momento que existe un litigio por la soberanía de las islas Malvinas. Conflicto reconocido por las Naciones Unidas y que el Reino Unido incumple descaradamente.

El invasor británico soslaya los llamados del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas e imponen unilateralmente supuestos derechos para su colonia de kelpers. !! Sobre un territorio que está en disputa que constituye un enclave colonial y en el Atlántico Sur dentro del territorio argentino. 

Protesta británica por las medidas argentinas contra las petroleras ilegales

En una nota ante la embajada argentina, rechazaron la enmienda a la ley de hidrocarburos que castiga hasta con 15 años de cárcel a los involucrados en la explotación de crudo en Malvinas.

Los británicos quieren dejar constancia de su enojo por la enmienda de 27 de noviembre a la ley de hidrocarburos, que ilegaliza con penas de hasta 15 años de cárcel y multas equivalentes a 1,5 millones de barriles de petróleo a las personas involucradas, directamente o a través de terceros, en la exploración, extracción, transporte o almacenamiento de hidrocarburos en la plataforma continental argentina sin autorización.

Según Londres, con esa enmienda "se busca criminalizar a personas o empresas con intereses directos o indirectos en actividades de hidrocarburos en aguas que rodean a las islas Malvinas". Para el Foreign Office, como se conoce a la Cancillería británica, “es un gesto sin base que pretende impedir una actividad comercial legítima”. Lo justifica con su argumentación de siempre: "La ley nacional argentina no se aplica a las islas Malvinas".

En su protesta, el Foreign Office también acusó a la Argentina de "adoptar tácticas de acoso” para “sofocar la economía de las Malvinas": "El Gobierno británico apoya completamente el derecho de los isleños de las Malvinas a desarrollar el sector de los hidrocarburos para su beneficio económico (…) Todas las actividades de hidrocarburos en la plataforma continental de las islas Malvinas están reguladas por legislación del Gobierno kelper, de acuerdo con la Convención de la Ley del mar de las Naciones Unidas".

Antecedentes

El Gobierno de Cameron ya había declarado en noviembre que veía "totalmente legítima" la exploración y explotación de crudo en las islas. Tras un primer descubrimiento en mayo de 2010, la petrolera británica Premier Oil se prepara para extraer hidrocarburos en una zona conocida como Sea Lion, a unos 216 kilómetros al norte del archipiélago.

Fuentes de la Cancillería del Reino Unido dijeron a la agencia DyN que la protesta fue formalizada por la directora para las Américas de ese organismo, Kate Smith, ante el encargado de negocios de la Embajada argentina en Londres, Oscar Galli.

“La ley nacional argentina no es aplicable a las Falklands (Malvinas), así que este es un gesto sin fundamento que tiene como intención evitar la actividad comercial legítima. Estamos confiados en que no tendrá éxito”, dijo un vocero del Foreign Office, al rechazar la ley 26.659 que sanciona a empresas que exploren y exploten hidrocarburos alrededor de las Islas Malvinas, sin contar con la autorización de Buenos Aires.

Empresas británicas exploran la zona y pretenden explotarla desde 2009, lo que causó más de un ida y vuelta con el gobierno argentino. La tensión entre ambos países se mantiene, a pesar de que algunos estudios señalan que el petróleo hallado en Malvinas es de “mala calidad”. Más tarde, la firma británica Rockhopper sostuvo que el crudo es viable.

El invasor británico se atribuye derechos que no tiene

Parece que el gobierno británico ya no sabe cómo continuar desvirtuando el conflicto por Malvinas y seguir intentando imponerse, irracionalmente, con su  anacrónico y repudiable criterio colonialista, en Malvinas y todo el Atlántico Sur. Criterio, que no son rechazados por el mundo a través de las Naciones Unidas. 

Los británicos tienen que saber, que negando el conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas no harán que desaparezca.

Vemos como el imperio británico desvirtúa el conflicto de Malvinas para justificar el saqueo a partir de atribuirse falsos derechos soberanos ilegítimos sobre un puñado de súbditos en un territorio verídicamente usurpado a la Argentina.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...