miércoles, 7 de octubre de 2015

Malvinas : El gobierno británico sobreactúa la defensa de los kelpers


La propaganda colonialista británica intenta victimizar a los kelpers, para desvirtuar y no hablar de la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas.

El Reino Unido, intenta disfrazar el conflicto de soberanía, por las Islas Malvinas, con falsas acusaciones al pueblo argentino sobre un acoso hacia los kelpers !. Además de afirmar que no venderán a los isleños.
El Reino Unido parece desconocer que tiene un serio conflicto de soberanía, con Argentina, y que no lo resolverá tratando al tema con declaraciones disparatas. Los británicos intentan ocultar el reclamo argentino ,reconocido por la ONU, y reemplazarlo por una cruzada épica colonialista en defensa de los kelpers, no siendo, estos últimos, el centro de la disputa sino que el suelo sobre el que fueron implantados tras la invasión británica a Malvinas, de 1833. El gobierno británico también se rehusa a oir los llamados del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas que invita a comenzar las negociaciones para resolver la disputa de soberanía, con Argentina, sobre las Islas Malvinas.

La ridícula victimización de los kelpers, es la excusa británica para desviarse del tema de la soberanía, y aumentar la militarización en el Atlántico Sur. El reclamo argentino jamás estuvo referido a los kelpers, sino al territorio usurpado por los británicos. Actitud muy diferente a la cometida por Gran Bretaña, que invadió, las islas, y prosiguió echando a los isleños y las autoridades argentinas sobre ese territorio argentino.La diplomacia argentina ni siquiera se opone a que, los kelpers, sigan viviendo en Malvinas. Siendo, además, que en el continente argentino, viven muchos más británicos que en Malvinas, sin ninguna clase de inconvenientes, ni acoso de ningún tipo. 

Argentina se comprometió, ante la ONU, a respetar los intereses de la colonia de kelpers, siendo estos : el derecho a la propiedad privada, a conservar su idioma y cultura.

Para Naciones Unidas, la colonia británica de kelpers, no tiene la facultad para condicionar, bajo ningún aspecto, al reclamo argentino, ni pueden dirimir la disputa de soberanía sobre Malvinas, siendo indivisible y manifiestamente parte de la parcialidad británica.

La ONU, reconoce, la existencia de una disputa de soberanía, bilateral, sobre las Islas Malvinas, cuyas, únicas, partes litigantes, para resolverla, son Argentina y el Reino Unido,dentro del cual ya se encuentran representado los kelper, como parcialidad británica, no pudiendo constituirse como una tercera parte en el conflicto.

Reconocer a los kelpers, como autoridad sobre el suelo de las Islas Malvinas, implica debilitar o renunciar al reclamo argentino, al aceptar que una colonia británica, y por ende el Reino Unido, tengan derechos soberanos, inexistentes, sobre suelo argentino. Y esa es parte de la estrategia británica, para sentar un precedente, que debilite el justo y soberano reclamo argentino, por las Islas Malvinas.

Las Islas Malvinas, son un suelo usurpado por el Reino Unido desde 1833, y reconocerles derechos a un país invasor del suelo argentino, a través de un contingente, implantado, de kelpers, funcionales a la posición colonialista británica, es parte del plan, orquesado por Londres, para intentar debilitar el reclamo argentino y el apoyo internacional, que posee la Argentina, sobre este tema.

Cameron el empedernido colonialista británico

Cameron, primer ministro británico, de visita en Jamaica, lanzó el miércoles pasado un llamado a las islas del Caribe a que apoyen lo que en Londres llaman "el derecho de autodeterminación" para los kelpers. Otro despropósito británico, que trata de desvirtuar , el derecho autodeterminación de los pueblos, para sostener una posición colonial, ya que ,en Malvinas, no hay un pueblo, sino una población colonial, sobre un territorio bajo disputa de soberanía, anterior a la implantación de los kelpers en el archipiélago de Malvinas. Además, de poner en peligro la integridad territorial argentina.

Dentro de la hipocresía británica, también, se encuentran los dichos del ministro de Exteriores británico, Philip Hammond que expresó : "¿Quién puede contemplar en menos de cinco años a un primer ministro (por el candidato laborista Corbyn) que compartiría el Gobierno de las Falklands(Malvinas) con los argentinos y que considera una tragedia la muerte de Osama Bin Laden?", para luego asegurar que los tories "nunca venderán las Islas Falkland". Después, advirtió que "el bullying y el acoso" argentino contra los isleños "debe parar".

Lo que el Reino Unido debe hacer es respetar las resoluciones de las Naciones Unidas que llaman a comenzar las negociaciones para resolver el conflicto de soberanía sobre Malvinas, que no se resolverá, tratando de desvirtuarlo, denunciando un acoso hacia los kelpers, montando campañas de victimización o con una farsa de referendo, donde los kelpers, se preguntan si quieren ser británicos, como si algunas vez hayan sido otra cosa !!. Los kelpers son un contingente implantado, indivisible del Reino Unido, quién los reconoce, oficialmente, como ciudadanos británicos desde hace varios años, no pudiendo ocultar que son parte de una colonia, de un país invasor y colonialista como el Reino Unido, que usurpa suelo argentino y muchos otros territorios, en distitnos puntos del planeta.

La farsa, británica, acusando de acoso al pueblo argentino o de montar un referendo para los kelpers, sobreactuando un derecho, que no tienen sobre un suelo bajo disputa de soberanía, no contribuye a solucionar el conflicto de las Islas Mavinas, que seguirá existiendo y no podrá ser desvirtuado con fraudulenas causas reivindicatorias, hacia los kelpers, inventadas por la propaganda colonialista británica.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...