domingo, 13 de diciembre de 2015

El Conflicto del Atlántico Sur - Primera Parte


El Conflicto del Atlántico Sur

Por Jorge Patricio Ciliberti

Antecedentes inmediatos En febrero de 1981, el Reino Unido propone a Argentina que se deje de lado la soberanía en las conversaciones que se hagan en torno a la cuestión de las Malvinas y sólo se hable de “cooperación” entre ambos países. Esto es rechazado por los representantes argentinos. En enero de 1982 el Gobierno argentino decide encarar el planeamiento militar conjunto de una operación que tuviera como objetivo ocupar las islas Malvinas y las Georgias del Sur. El día 12 de enero de 1982 la Junta Militar argentina ordena la constitución de un Comité de Trabajo integrado por el general de división Osvaldo J García, el vicealmirante Juan J Lombardo y el brigadier mayor Sigfrido Plessel para ejecutar, en el más estricto secreto, el planeamiento de una operación conjunta destinada a recuperar la soberanía nacional del territorio usurpado por el Reino Unido.

Entre el 26 y el 27 de febrero de 1982 se realiza la llamada “Sexta Ronda de Negociaciones” entre representantes de Argentina y el Reino Unido en la que nada se logra y el “comunicado conjunto” es una repetición de las sesiones anteriores. Ante la evidente y reiterada falta de progreso en las negociaciones con el Reino Unido se elabora la Directiva de Estrategia Nacional (DENAC) Nro. 1/82 en la que se determina que es necesario prever el empleo del Poder Militar para el logro del objetivo político correspondiente pero no se determina aún la fecha de ejecución de la operación. Como complementaria de la Directiva anterior es emitida la DENAC Nro. 2/82 que fija, en forma detallada, las acciones a desarrollar por las distintas áreas del potencial nacional para contribuir al logro del objetivo político de consolidar la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur ratificando también la resolución del Poder Militar para la consecución del objetivo político previa resolución del Comité Militar. Sobre esta base se elabora la Directiva Estratégica Militar (DEMIL) Nro. 1/82 que establece el empleo de parte del Poder Militar para tomar, consolidar y asegurar el Objetivo Estratégico Militar en el momento y circunstancias más favorables, previa resolución del Comité Militar. Finalmente, la Junta Militar aprueba el Plan Esquemático de Campaña que prevé ocupar militarmente las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur mediante la ejecución de dos operaciones coordinadas (anfibia y aeromóviles) precedidas por acciones de infiltración y luego mantener el objetivo frente a cualquier intento británico de recuperar el territorio por ellos usurpado. En este último documento se señala como oportunidad tentativa una fecha posterior al 15 de mayo de 1982 aduciendo que en esa época la clase recientemente incorporada habrá alcanzado un satisfactorio pie de instrucción y se asigna las siguientes misiones a los distintos componentes: 

• Dispone que los componentes pertenecientes a la Armada Argentina se apoderen del Cuartel de los Infantes de Marina británicos, el faro San Felipe y la localidad de Puerto Stanley (Puerto Argentino). 

• Elementos pertenecientes a la Armada y a la Fuerza Aérea argentinas deben ocupar sorpresivamente el aeropuerto de Puerto Stanley (Puerto Argentino). 

• Elementos pertenecientes al Ejército Argentino deben bloquear el camino entre el cuartel de los Royal Marines y Puerto Stanley mientras otros desembarcan en Bahía Fox (Isla Gran Malvina).


• Elementos pertenecientes al Ejército Argentino deben ocupar Goose Green y su pista de aterrizaje.

• Elementos pertenecientes al Ejército Argentino deben aerodesembarcar en el aeropuerto de Puerto Stanley una vez concretada su ocupación para relevar a los elementos de la Armada empleados en la operación.

• Elementos de la Armada y de la Fuerza Aérea argentinas se ocuparán de tareas específicas de sus componentes en materia de transporte y operación del puerto (los primeros) y de transporte y control del espacio aéreo (los últimos).

• El Gobierno argentino establece, también, el Teatro de Operaciones Malvinas (TOM) abarcando a las mencionadas islas, los espacios marítimos adyacentes necesarios y el espacio aéreo correspondiente a los efectos de la recuperación de las islas. Este Teatro de Operaciones cesará el 07 de abril de 1982. • Se designa como Comandante del Teatro de Operaciones Malvinas al general de división Osvaldo García, como Gobernador Militar al general de brigada Mario Benjamín Menéndez, como Comandante de la Fuerza Terrestre al general de brigada Américo Daher, como Comandante de la Fuerza Aérea de Tarea al brigadier Luis Castellanos y como Comandante de la Fuerza de Tarea Anfibia al contraalmirante Walter Allara.

• Este documento también dispone que, después de la conquista del objetivo, cuando el Teatro de Operaciones Malvinas quede desactivado, se designe un Oficial Superior del Ejército que dependerá directamente del Comandante del Vto Cuerpo de Ejército como Jefe Militar de todos los efectivos que permanezcan en las islas ejerciendo control operacional sobre los medios de la Fuerza Aérea Argentina y de la Armada Argentina allí destacados y respaldando con dichos medios el ejercicio del Gobierno Militar.
El 1º de marzo de 1982, el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino da a conocer un comunicado expresando la necesidad de continuar con los esfuerzos para la recuperación de las islas con otro cariz posibilitando la restitución de las mismas “a corto plazo”. El 18 de marzo, el buque “Bahía Paraíso” zarpa de Ushuaia transportando un grupo de familias para que pasen el invierno en la Base Antártica “Esperanza”. Luego de su desembarco, zarpa rumbo al Destacamento Naval Orcadas para proceder a la entrega de doscientos cincuenta tambores de combustible y a retirar el personal de maestranza que está finalizando la construcción de la nueva casa-habitación.
El 22 de marzo, el Gobierno británico presenta un reclamo ante el Gobierno argentino argumentando que unos trabajadores de esa nacionalidad han desembarcado en Puerto Leith (en la isla San Pedro de las Georgias del Sur) sin estar autorizados por las autoridades de las islas Georgias (que residen en Puerto Grytviken) y han izado una bandera argentina, exigiendo que fueran reembarcados y amenazando con emplear la fuerza para evacuarlos en el caso de que se nieguen a aceptar la exigencia británica. El Gobierno británico ordena al navío “Endurance” (al mando del capitán Nick Barker) que ponga rumbo a las islas (transportando un grupo de veintiún infantes de marina al mando del teniente Kepth Mills) para hacer cumplir el desalojo de los trabajadores argentinos. El contrato comercial que permite a la empresa aludida operar en dicha isla para desmantelar la vieja factoría que se encuentra allí, ha sido firmado el 24 de septiembre de 1979 y caduca el 31 de marzo de 1982, ha sido legalizado por el Reino Unido y conocido por su representante en las Islas Malvinas el día 28 de agosto de 1980 y los trabajadores llevan un certificado provisorio para desembarcar conforme con la “Declaración Conjunta sobre Comunicaciones de la República Argentina y el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte” firmada en Buenos Aires el 1° de julio de 1971.
El Ministerio de Relaciones Exteriores argentino responde al Gobierno británico que la empresa a la que pertenecen estos trabajadores es privada, que ésta ha cumplido con todos los requisitos que los británicos le han impuesto para permitirle iniciar sus actividades y que el Gobierno argentino va a proteger a esos trabajadores. Ante estos hechos, el día 23 de marzo de 1982, el gobierno argentino dispone de inmediato el envío del buque argentino más cercano (el buque ARA “Bahía Paraíso”) decidiendo retirarlo de la Campaña Antártica 81/82 para intentar llegar a Leith antes que el HMS “Endurance”. La Junta Militar reúne al Comité de Trabajo para comunicar su decisión: la ejecución de la operación debe llevarse a cabo entre los días 01 y 03 de abril de 1982 librando la fijación del día D al Comandante del Teatro, el cual, por ese mismo acto, queda a cargo de dichas operaciones. Por lo tanto, debe constituir su comando e iniciar la ejecución del plan previsto.

Transporte Polar ARA BAHIA PARAISO
La llegada del ARA Bahía Paraíso a Leith se produce a las 00,00 horas del 24 de marzo procediendo a desembarcar un grupo de catorce hombres de Infantería de Marina y buzos tácticos para proteger a los ciudadanos argentinos y hacer frente (si fuera necesario) a los veintiún marines del HMS Endurance a quienes el día 23 se les ha reiterado la orden de desalojar a los argentinos. El 24 de marzo, el buque británico “John Biscoe” embarca en Montevideo (Uruguay) veinticuatro infantes de marina arribados por vía aérea desde Londres y zarpa rumbo a Malvinas.

El 25 de marzo, el buque logístico “Brandsfield” zarpa de Punta Arenas (Chile) rumbo a Malvinas. Es mismo día, el general de división Osvaldo J García imparte las órdenes para la puesta en ejecución del plan a los elementos dependientes, y da inicio así, a la fase activa de la campaña. El 28 de marzo, el Comandante de la Operación (general de división Osvaldo J García) embarca en la fragata ARA “Santísima Trinidad” junto con un reducido núcleo de Jefes de su Estado Mayor personal.


Efectivos pertenecientes al Regimiento de Infantería 25 (junto a efectivos pertenecientes a la Infantería de Marina) se embarcan en el transporte Cabo San Antonio y en el rompehielos Almirante Irízar con la misión de ocupar la residencia del Gobernador inglés de las islas Malvinas (Rex Hunt) capturando ileso al mencionado funcionario, apoderarse de los caseríos de Darwin y Goose Green sin provocar bajas entre los ocupantes de los mismos y, finalmente, quedar a cargo de la seguridad de las Islas luego de la llegada del resto de los efectivos del Regimiento de Infantería 25 que serán transportados en aviones de la Fuerza Aérea Argentina. La munición, los víveres y los vehículos de la Compañía de Ingenieros 9 y del Regimiento de Infantería 25 serán trasladados en el ARA Isla de los Estados.

Arenga del teniente coronel seineldin a su tropa
El buque RFA “Fort Austin” (el día 28 de marzo) y el submarino “Spartan” (el día 29 de marzo) parten hacia las Malvinas transportando elementos pertenecientes al SAS y al SBS concretando medidas que, evidentemente, se han resuelto anteriormente. A las 11,00 horas del día 29 de marzo, ante las inclemencias del tiempo y la agitación del mar que imposibilitan la reunión de los Jefes dependientes, Comandante del Teatro de Operaciones Malvinas, imparte las ideas para la ejecución de la operación por radio. En ellas quedan claramente establecidos los siguientes aspectos:

• Intención de realizar una operación incruenta.

• El respeto por los símbolos y banderas del Reino Unido. • El cuidado y la consideración en el trato para con la población. A las 09,30 horas del día 30 de marzo, el Comandante del Teatro de Operaciones Malvinas, de acuerdo con las últimas informaciones sobre la situación en las islas y con el pronóstico del tiempo, fija como día D el 02 de abril y las 06,00 horas como hora H. Esta decisión le es comunicada a los comandantes dependientes.


El 30 de marzo, la prensa británica anuncia que un submarino (el “Superb”) ha sido enviado a Malvinas (aparentemente el 25 de marzo) a pesar de que el Gobierno británico reconoce el carácter no-militar del incidente en las islas Georgias y el Secretario de Estado británico (Lord Carrington), al hablar ante la Cámara de los Comunes, manifiesta que su Gobierno está considerando “medidas de seguridad a las que no puede referirse públicamente” lo que el Gobierno argentino interpreta como una amenaza del uso de la fuerza mediante el envío de buques de su marina de guerra. El 31 de marzo, el Gobernador británico es informado que un submarino argentino se dirige a las islas. El Comandante del ARA “Almirante Irízar” informa que el helicóptero Puma del Ejército Argentino transportado a bordo de su unidad (con el que está previsto que se van a desplazar los elementos del Regimiento de Infantería 25 que deben operar entre el cuartel de los Royal Marines y la Casa del Gobierno) se ha dañado como consecuencia de lo agitado del mar y no está en condiciones de participar en la operación. Como consecuencia de esto, la misión de estos elementos del Ejército es asignada a los Comandos Anfibios de la Armada mientras los elementos del Regimiento de Infantería 25 atacarán con los efectivos más adelantados de la fuerza anfibia de desembarco, asignándoseles la misión de tomar la pista de aterrizaje y preparar la misma para la llegada del escalón transportado por aire.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...