viernes, 24 de junio de 2016

Malvinas y el Brexit : el temor de los kelpers ante el aislamieno británico


Tras el Brexit (el alejamiento del R. Unido de la Unión Europea) los kelpers temen no poder seguir vendiéndole, al mercado europeo, del cual obtienen grandes beneficios monetarios por el saqueo pesquero que realizan en Malvinas.

El gobierno kelper en Islas Malvinas, ubicadas a 12.000 kilómetros del Reino Unido, ha dicho en un comunicado que se apresta a “investigar el impacto” de la consulta. El temor kelper es que la Unión Europea trabe ahora el ingreso de sus exportaciones, del saqueo, pesquero que realizan en Malvinas.

En abril pasado, Sukey Cameron, representante del gobierno kelper ante el Reino Unido, fue claro en un informe ante el Parlamento: el triunfo del Brexit no era una buena noticia para ellos. “Si el Reino Unido ya no fuera un miembro de la UE, el apoyo de un gran número de los estados miembro sería mucho menos seguro, y podría alentar a Argentina a ser mucho más agresivo en su enfoque”, expresó. Por ahora, Argentina no ha dado muestras de que tenga intenciones de cambiar su estrategia hacia las islas. En su primera intervención ante el Comité de Descolonización de la ONU, el jueves, la canciller Susana Malcorra aclaró que las negociaciones por la soberanía se mantendrán “de Estado a Estado”, sin intervención de los isleños, pero no descartó un acercamiento. “Hay cosas que se pueden hacer que tengan en cuenta la participación de los isleños y que, de nuevo, no pongan en riesgo ni en tela de juicio nuestra posición”, dijo.

En términos económicos el panorama en Islas Malvinas no es alentador. El Producto Interno Bruto (PIB) del archipiélago depende en un 60% de las exportaciones pesqueras, sobre todo del calamar, y de esa cantidad el 95% va a parar a países europeos que ahora pueden alentar el cierre de sus fronteras comerciales. Las islas también pierden cerca de un millón de euros que llegan cada año desde Europa para promover la diversificación de la economía. Hasta ahora han sido infructuosos los esfuerzos de los malvinenses por promover el turismo o encontrar petróleo.

El miedo al desamparo diplomático y a una crisis económica ha puesto en alerta a los malvinenses, aunque por el momento la opción ha sido la cautela. “El Gobierno de las Islas Falkland (Malvinas) informa que está trabajando con los sectores público y privado para investigar el impacto del Brexit sobre las islas”, aseguró el Ejecutivo en un comunicado. “Aseguraremos que el interés del territorio será tenido en cuenta por un eventual grupo de negociación y nuestros objetivos serán tenidos en cuenta y mantendremos los beneficios que tenemos, particularmente en relación al acceso comercial”, agregó el texto.

Los kelpers anti Brexit

Los kelpers preferían que el Reino Unido se quedara en la UE porque temían que una salida del bloque incentivara "a la Argentina a ser mucho más agresiva"

"Los isleños esperan un voto por la permanencia en la UE", tituló ayer el diario local Penguin News, transmitiendo la sensación generalizada en el archipiélago antes de la jornada electoral. Por eso, esta mañana los isleños recibieron una mala noticia: por el 52% de los votos, ganó el Brexit, o la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En abril, Sukey Cameron, representante del gobierno kelper ante el Reino Unido, se mostró especialmente preocupada porque, fuera de la Unión Europea, el gobierno británico en Malvinas perdería el apoyo de algunos países europeos y las leyes internacionales del bloque, como el tratado de Roma, de 1958, que menciona a las Malvinas como territorio dependiente del Reino Unido.

"Si el Reino Unido ya no fuera un miembro de la UE, el apoyo de un gran número de los estados miembro sería mucho menos seguro, y podría alentar a Argentina a ser mucho más agresivo en su enfoque", expresó en un informe en el que los legisladores de todos los partidos intentaban exponer las consecuencias de un eventual Brexit.

Cameron también alertaba que la salida de la UE podía ser "catastrófica" para los isleños ya que el 70% de su crecimiento económico depende del acceso al mercado europeo.

El extraño mensaje kelper

Desde la cuenta de Twitter de los isleños (@falklands_utd) primero reaccionaron con humor: "auf wiedersehn, pet", escribieron, en un doble mensaje que alude a la salida de la Unión Europea y su líder, la canciller alemana Angela Merkel, y a una sitcom británica.


El segundo mensaje es un misterio. "«Falklands tomará control de la Argentina tras el Brexit»", lanzaron, sin mayores precisiones.

El comunicado del gobierno kelper

A través de un comunicado de prensa difundido hoy, el gobierno kelper, en Malvinas, hizo referencia al resultado del referéndum y expresó: "[Junto con los otros territorios de ultramar] Nos aseguraremos de que nuestros intereses de los territorios sean de conocimiento del eventual equipo negociador y nuestro objetivo será retener los beneficios que tenemos actualmente, sobre todo en relación con el acceso al comercio".

"El Gobierno desea felicitar a todos los implicados en la campaña a ambos lados de este debate. Al igual que con el referéndum sobre nuestro futuro político en el año 2013, el índice de participación fue impresionante y el compromiso generalizado con el referéndum refleja bien nuestras respectivas democracias", comienza el comunicado, también difundido por la cuenta de los isleños.


Sobre el final, lamentan la renuncia del primer ministro David Cameron, férreo defensor del Bremain (permanencia en la UE) y le agradecen "su inquebrantable apoyo a las Islas Malvinas y nuestro derecho a la libre determinación". "Estamos seguros de que esto va a seguir así bajo el próximo gobierno", añaden.

La actitud el Gobierno argentino

En su primera intervención en el Comité de Descolonización de la ONU, ayer, la canciller argentina, Susana Malcorra , demostró que busca un acercamiento con los isleños, en un intento de construir confianza para limar asperezas y facilitar una negociación con Londres. "Hay cosas que se pueden hacer que tengan en cuenta la participación de los isleños y que, de nuevo, no pongan en riesgo ni en tela de juicio nuestra posición", dijo.

La canciller dejó en claro que la Argentina negociará sólo con el Reino Unido, aunque no cerró del todo la puerta a que los isleños participen. "Nosotros tenemos un problema de diferencia con el Reino Unido. Nuestro planteo va a ser siempre Estado a Estado. Pero para nosotros la contraparte es el Reino Unido porque la discusión de soberanía es de país a país", afirmó.
  
La renuncia de Cameron 

El primer ministro de Reino Unido anunció que dejará el cargo en octubre luego de que los británicos votaran a favor de abandonar la Unión Europea.

Cameron tras la victoria del Brexit dijo: "No creo que sea el capitán adecuado para dirigir el país".


Escocia e Irlanda del Norte se negaron a apoyar el Brexit

Escocia dice que "es muy posible" un segundo referendo de independencia para poder seguir en la Unión Europea

Escocia no pudo ser más clara en su respaldo a la permanencia en el bloque europeo. En los 32 distritos electorales escoceses ganó la opción de seguir en la UE.

La ministra principal escocesa y líder del Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), Nicola Sturgeon, ya había señalado antes de la votación que Escocia veía su futuro en la UE.

Sturgeon dijo que conversará con representantes de cada uno de los 27 países de la UE para expresar el deseo de Escocia de permanecer en el bloque.


Y anunció que su partido comenzará a preparar la legislación necesaria para convocar un referendo si así lo decide el parlamento escocés.

No hay dudas de que la mayoría de los escoceses ve su futuro en la UE.
La gran pregunta es hasta dónde esta nación de poco más de 5 millones de habitantes y 300 años de historia compartida con Gran Bretaña efectivamente dará el paso de la ruptura.

Escocia y Malvinas

Con una posible independencia de Escocia, Argentina podría reclamarle, las Islas Malvinas, a ese nuevo país, y ya no al Reino Unido -

La ocupación de las Malvinas, como bien hace notar, es posterior a la constitución del Reino: tiene lugar en 1833, cuando, "mediante una acción corsaria, toman las islas y erradican la población argentina, trasplantando allí colonos escoceses". Un dato para nada menor.

En paralelo con los reclamos argentinos –de hecho, con anterioridad- Escocia libra su batalla por recuperar la independencia. Ya en 1979 un referéndum aprueba por el 74% de los votos la creación del Parlamento Escocés.

Y, como se vio, en los últimos años, la causa independiente ha ganado un nuevo impulso.

Nuestro país ha ensayado diferentes políticas respecto de Malvinas. Luego del avance verificado en la década del 60 con la valiosa resolución 2065 [de Naciones Unidas, invitando a los dos países a retomar las negociaciones], la recuperación por la vía militar en 1982 implicó un quiebre y fue utilizado en adelante como excusa por Londres para negarse a toda conversación. Desde entonces, el accionar de Argentina es errático y confuso, dice Pereyra Zorraquín. "Podemos decir que no tenemos política exterior", afirma.

Pero advierte que, mientras tanto, con las Malvinas, los británicos tienen control sobre el Atlántico Sur y se proyectan hacia la Antártida.

"¿Con quién debemos negociar la devolución de las Malvinas?, se pregunta entonces. ¿Serán reivindicadas por Escocia, como primer país colonizador después de la usurpación, al declarar ésta su independencia?"

Y propone: "Es aquí donde debe empezar la nueva Política Exterior Argentina. ¿Cuál es la primera medida que debemos adoptar? La creación de un Consulado General en Edimburgo que nos permita conocer mejor a los escoceses y poder adherirlos a nuestra posición, y que la acción a desarrollar, considerando los intereses de los actuales pobladores, responda únicamente al objetivo de recuperar nuestro territorio, mediante la negociación, como lo insta la resolución 2065".

Hay que tener en cuenta que Escocia se vive a sí misma como una nación diferente de Inglaterra, que el sentimiento independentista es muy fuerte y va de la par con una gran susceptibilidad a toda imposición que venga de Londres.

Estas son las realidades a las que, dejando de lado una intransigencia verbal inconducente, nuestra diplomacia debería estar atenta a la hora de diseñar una estrategia.
  
Fuentes Elpais | infobae | LaNacion | BBC

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...