viernes, 20 de enero de 2017

La CIA propuso un plan para devolver las islas Malvinas a la Argentina en 1982


La CIA reveló un documento donde propone restituir las Islas Malvinas a la Argentina para resolver el conflicto de Malvinas de 1982

Henry Rowen, por entonces jefe de la central de inteligencia estadounidense (CIA), le envió al director de Planeamiento Político Paul Wolfowitz un documento con 5 hojas detallando la manera de cómo solucionar el conflicto por las Islas Malvinas, apenas la Argentina recuperó las islas el 2 de abril de 1982. Y mientras la flota británica se dirigía hacia el Atlántico Sur.

Henry Rowen jefe de la CIA en 1982
El paper de Rowen, titulado "Solución a la crisis de las islas Falklands [como le dicen los británicos a las Islas Malvinas]", estaba dirigido a Paul Wolfowitz, asesor de Ronald Reagan en el Departamento de Estado. El plan de la CIA revela la decisión de Estados Unidos de intervenir en 1982 para dar fin al conflicto entre la Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las Malvinas.

La CIA también le indicaba al Reino Unido que estaba subestimando la capacidad militar argentina en una guerra que se peleaba a más de 12.000 kilómetros de Londres.

La propuesta preveía el costo de la relocalización de los isleños que sería cubierto por los gobiernos argentino y británico en partes iguales y que ese costo representaría poco más de la mitad de lo que le costaría al Reino Unido mandar tropas a la región. Además, indicaba que la Argentina iba a tener que pagar al Reino Unido "por los daños causados durante la invasión".

DOCUMENTO DE LA CIA ¨SOLUCIÓN A LA CRISIS DE LAS ISLAS MALVINAS¨

Traducción hecha por el Diario Clarín.

Nota: cualquier propuesta debe considerar 4 elementos que me parecen esenciales:

1. Cese de hostilidades y prevención de hostilidades inminentes;

2. algún tipo de castigo para los argentinos por usar la fuerza armada para generar un conflicto internacional;

3. la entrega definitiva de las islas a la Argentina, algo para lo cual los británicos dicen estar preparados y que han estado preparados por algún tiempo, y

4. adecuada protección de las preferencias culturales y políticas de los residentes británicos de las islas Malvinas, de forma humana y ciertamente generosa.

Principales elementos de la solución

1. Las fuerzas armadas argentinas deben retirarse inmediatamente de las islas Malvinas. La flota británica debe retornar a sus bases normales.

2. Se crearán amplias instalaciones en las islas para albergar a un Residente argentino (no "gobernador" o "embajador") y determinado personal para proveer información y otros servicios gubernamentales a los isleños.

Ese sector tendrá soberanía argentina y flameará la bandera argentina. Sólo aplicará ahí la ley argentina y no habrá ningún poder administrativo británico. El Residente tendrá inmunidad diplomática.
3. Con la excepción del sector mencionado arriba, en las islas continuará la administración británica durante 3 años.

4. Durante 3 años los habitantes de las islas Malvinas tendrán la posibilidad de considerar si desean quedarse o si prefieren mudarse a un territorio de jurisdicción británica, sea en el Reino Unido o en otro sitio bajo soberanía británica, con una subvención de 100.000 dólares por persona.

(Es probable que muchos crean que ese monto es suficiente para instalarse en otro lugar, tal vez Escocia o algún sitio con condiciones similares a las Malvinas.)
Aquel residente que no quiera relocalizarse podrá permanecer en las islas y convertirse en argentino luego de 3 años. Las subvenciones de relocalización serán pagadas 50% y 50% por los gobiernos argentino y británico.

Debe notarse que si los 1.800 residentes decidieran aceptar la oferta (que debe hacerse sólo a residentes vivos ahora o durante los próximos 6 meses, para evitar un aumento de población indeseado) el costo total sería menor a los 200 millones de dólares, una cifra equivalente a la mitad de lo que estimativamente cuesta mandar la flota británica a las islas.

5. Luego de 3 años, las islas serán argentinas.

6. Argentina pagará al Reino Unido una indemnización apropiada por todo el daño que ocasionó su incursión militar, incluyendo el período de ocupación por sus fuerzas.Además, Argentina pagará una compensación por las propiedades de los ciudadanos británicos y del gobierno británico (incluyendo cualquier inversión en tierras y estructuras, ovejas, etcétera) que permanezcan en las islas luego de esos 3 años.

Ambos montos serán determinados por un panel internacional de arbitraje integrado por 3 países, por ejemplo Malta, Austria y Finlandia o Malta, Suiza y Austria o similar.

Argentina le pagará a Gran Bretaña en los siguientes 10 años, en cuotas iguales.

7. Si se hallan depósitos de petróleo en la zona económica exclusiva de 200 millas alrededor de las islas, la explotación será conjunta entre el Reino Unido y Argentina, con costos y beneficios compartidos 50% y 50%.

El Reino Unido se comprometerá a poner a disposición sus conocimientos tecnológicos para la explotación en términos comerciales normales para la sociedad.

8. La administración e interpretación de este acuerdo será potestad del panel de arbitraje integrado por 3 países, cada uno de los cuales mandará un funcionario a las islas. El panel tendrá autoridad definitiva y su decisión será inapelable. Al final de su tarea enviará un informe a la Argentina, al Reino Unido y al secretario general de las Naciones Unidas, aunque el panel no estará de ninguna manera bajo la autoridad de la ONU ni aceptará instrucciones de la ONU.

Deberá tener la autoridad para procurar la asistencia que desee de expertos de cualquier índole, cuyos costos serán asumidos 50% y 50% por el Reino Unido y Argentina.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...