jueves, 7 de febrero de 2013

Las Falklands Islands no existen


Las Falklands Islands no existen.

Las Falklands Islands no existen Admitir y aceptar por parte de cualquier gobierno argentino la existencia de la denominación británica de nuestras Islas Malvinas es aceptar la usurpación que cometen.

Tanto las Falklands Islands como los falklanders ó islanders, no existen aunque quieran imponer ese nombre para intentar legitimar la usurpación que comete el Reino Unido.

Los kelpers no tienen ciudadanía falklander tienen ciudadanía británica reconociéndose como británicos, con documentación suministrada desde Londres, y donde no pueden negar ese hecho.

Este innegable hecho refuerza la posición argentina y prueba su afirmación acerca de que la población kelper constituye una colonia británica implantada tras la usurpación británica de Malvinas en 1833.

Los kelpers ocupan un suelo que está siendo usurpado e ilegalmente administrado por el Reino Unido, su patria usurpadora.

La infame bandera del usurpador

De la misma manera que aceptar la infame bandera británica sobre nuestras islas robadas sería renunciar a nuestros derechos soberanos sobre Malvinas.

La estrategia británica apunta a desconocer el reclamo argentino obviándolo y tratando al tema como de hechos consumados.

Presentan a los kelpers como ¨pobres isleños¨ que no son más que británicos apoyados armamentísticamente y económicamente desde Londres.Además de llevarse millones de dólares en licencias de pesca, que otorgan sobre nuestro Mar Argentino en aguas que jamás estuvieron en disputa.
Intentando saquear además el subsuelo marítimo del Mar Argentino !!

Los Recursos Ictícolas

La explotación de los recursos ictícolas fue otro de los aspectos conflictivos que adquirió mayor relevancia durante la gestión del Canciller Di Tella. En efecto, luego de la aprobación del Informe presentado en el marco de los Acuerdos de Madrid, por el "Grupo de Trabajo Argentino-Británico sobre Pesca" (acerca del intercambio de información acerca de especies, flotas pesqueras, estado de los stocks y posibilidades de conservación y explotación conjunta, etc.); y la continuidad posterior de las negociaciones dentro del "Grupo de Trabajo Atlántico Sur", ambos países firmaron en noviembre de 1990 el primer acuerdo sobre la materia, denominado "Declaración Conjunta sobre Recursos Pesqueros". Allí se establecían medidas tendientes a evitar la sobreexplotación y a mejorar la "convivencia" entre las naves de las partes. Concretamente, se establecía una zona vigilada por ambos países al oeste de las islas dentro de la cual, se prohibía la pesca de buques de cualquier bandera.
Sin embargo, este acuerdo no satisfizo los deseos del Gobierno Argentino que sabía que los habitantes de las islas habían otorgado gran cantidad de licencias de pesca a buques extranjeros. Estas medidas unilaterales que violaban el status quo, ya bastante perjudicial para los intereses de nuestro país, constituyen desde entonces la mayor fuente de ingresos para los habitantes, sin que exista ninguna contrapartida económica para la Argentina. El resultado fue la creación en 1992, del Registro de Buques y Artefactos Navales Extranjeros, a través del cual la Argentina concedió permisos de pesca para buques extranjeros.

La avanzada armamentista

El Reino Unido impuso sobre Malvinas una base militar en donde su personal casi supera a la cantidad de kelpers que se encuentran en Malvinas.

Submarinos nucleares y buques de última generación ¿para qué ?. El establecimiento de la base de Mount Pleasant estuvo pensada para ser instalada mucho antes que se desate el conflicto de 1982. Y en ese despliegue de armamento aéreo y naval que realizan, responde con al proseguir con el avance sobre más espacios marítimos e islas con aspiraciones de acceder a tomar parte del territorio antártico al que anhela la República Argentina también imponer su soberanía.


El petróleo en la mira del usurpador

Hasta el año 1986, los ingleses solo mantenían usurpadas las Islas Malvinas y controlaban 12 millas a su alrededor. Las Islas eran un enorme gasto para los británicos, y por ello se decide de forma unilateral, establecer 200 millas alrededor de las Islas, pues se sabía de las grandes riquezas pesqueras y del potencial petrolero. Esas 200 millas, luego se extendieron a las Georgias y Sandwichs del Sur, siendo en la actualidad un territorio 20 veces mayor que las el territorio de las Malvinas de 1982.

Por ese entonces, el gobierno de Alfonsín, cuyo Canciller era Dante Caputo, no opuso mayor resistencia a la nueva usurpación británica, afianzando la maniobra ilegal. Hubo protestas formales en la ONU, pero fueron ignoradas por los ingleses. Los argentinos poco sabían de lo ocurrido como para tener un margen de reacción, y el gobierno trató de evadir problemáticas con la excusa de no darle poder a los militares. Es así, como la maniobra ilegal británica, se legalizó con el paso de los años, gracias a la inacción del gobierno argentino. A partir de 1986 los ingleses comienzan a explotar los recursos pesqueros del Mar Argentino alrededor de 200 millas entorno a Malvinas y otorgando licencias pesqueras a empresas de terceros países. La cuestión petrolera era distinta, pues antes de caer el gobierno de Isabel Perón (febrero 1976), la misión inglesa de Lord Shackleton recibió el cañoneo naval de un buque de la Armada Argentina, provocando un grave incidente diplomático entre Londres y Buenos Aires. Más tarde, en los años menemistas, 1996/97, con licencias inglesas Shell exploró la cuenca norte y este de las Islas, no encontrado una cantidad de petróleo comercializable, dado que el precio del barril no superaba los 30 dólares. Hoy, el precio del barril de crudo es casi el triple. Pero el problema no es el precio, sino la cantidad de petróleo que puede llegar a ser extraído del Mar Argentino.

La autodeterminación

La autodeterminación no existe para población colonizadora sino para pueblos colonizados. Por otra parte se reconoce que cualquier intento de autodeterminación causaría el "quebrantamiento de la unidad nacional y la integridad territorial" de la Argentina. Al respecto cabe tener presente que la Resolución 1514 (XV) "Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales" establece en su párrafo sexto que "Todo intento encaminado a quebrar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas".


Mientras los británicos tratan de levantar falsas banderas de autodeterminación sobre las islas de Chagos no respetaron nada de eso.ver. ( Chagos - Isla Diego Garcia : La incoherencia británica )

Ni las Naciones Unidas ni los paises que apoyan el reclamo argentino aceptan la usurpación británica de las islas Malvinas. Entendiendose con ello que la denominación británica de las islas no es aceptada como tampoco su bandera ni la falsas ciudadanías kelpers que no son otra cosa que británicos.

Tanto la denominación banderas y autodenominación impuestas por los kelpes son impuestas por los británicos de forma UNILATERAL sobre un territorio en disputa. No siendo aceptada ni por Argentina ni por sus aliados y ni las Naciones Unidas tal accionar.

Las Falklands Islands no existen.
  Existe una usurpación 

2 comentarios :

gerardo dijo...

Felicitaciones,MUY BUENA la pagina! MALVINAS ARGENTINAS!!Muera el invasor ingles!

24779606 dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=XDgO6NIXe0A

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...