miércoles, 24 de junio de 2015

50 años de la histórica Resolución 2065 sobre las Islas Malvinas

Presidente argentino Arturo Illía
A 50 años de la histórica Resolución 2065 sobre las Islas Malvinas

En 1965, la Asamblea General, por amplísima mayoría y sin votos en contra, adoptó la Resolución 2065 (XX), haciendo propia la posición Argentina, al reconocer formal y expresamente la existencia de la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, que, en adelante, denominó “Cuestión de las Islas Malvinas” instando a la Argentina y al Reino Unido a encontrar una solución pacífica a través de negociaciones bilaterales entre los dos Estados.

El 16 de diciembre de 1965, por mayoría y sin ningún voto en contra, se reconoció de manera “formal y expresamente” la existencia de la disputa de soberanía entre Argentina y el Reino Unido y se instó a estas dos únicas partes a encontrar una “solución pacífica, a la mayor brevedad, a través de negociaciones bilaterales y teniendo en cuenta los intereses de los habitantes de las islas”. El conflicto de 1982 no alteró la naturaleza de la controversia, que continuó pendiente de negociación y de solución, tal como lo reconoció la Asamblea General de la ONU ese mismo año.

No es comprensible que el proceso diplomático solicitado por las Naciones Unidas esté aún en el limbo y que los reclamos a la negociación sean ignorados por el Reino Unido, a pesar de haber compartido los fundamentos del mandato de la Asamblea General. A la falta de voluntad política para el inicio del diálogo bilateral, se agregan diversos comportamientos británicos que contradicen lo expresamente señalado por la ONU en la resolución 31/49 de 1976, que exhortó a las dos partes en disputa a que “se abstengan de adoptar decisiones que entrañen modificaciones unilaterales en la situación”.

Resolución 2065

La Asamblea General,
Habiendo examinado la cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands),
Teniendo en cuenta los capítulos de los informes del Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales concernientes a las Islas Malvinas (Falkland Islands) y en particular las conclusiones y recomen­daciones aprobadas por el mismo relativas a dicho Terri­torio,
Considerando que su resolución 1514 (XV), de 14 de diciembre de 1960, se inspiró en el anhelado propósito de poner fin al colonialismo en todas partes y en todas sus formas, en una de las cuales se encuadra el caso de las Islas Malvinas (Falkland Islands),
Tomando nota de la existencia de una disputa entre los Gobiernos de la Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte acerca de la soberanía sobre dichas Islas,
1.   Invita a los Gobiernos de la Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a proseguir sin demora las negociaciones recomendadas por el Comité Especial encargado de examinar la situa­ción con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales a fin de encontrar una solución pacífica al problema, teniendo debidamente en cuenta las disposi­ciones y los objetivos de la Carta de las Naciones Uni­das y de la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General, así como los intereses de la población de las Islas Malvinas (Falkland Islands) ;
2.   Pide a ambos Gobiernos que informen al Comité Especial y a la Asamblea General, en el vigésimo primer período de sesiones, sobre el resultado de las negocia­ciones.
1398a. sesión plenaria, 16 de diciembre de 1965.

Triunfo diplomático argentino

Fue una victoria diplomática del gobierno radical de Arturo Illia en 1965, puesto que, con dicha resolución, la comunidad internacional reconoció la existencia de una disputa legal sobre el archipiélago, que Londres se niega a aceptar. En una situación diferente a las demás, se reconoció su situación colonial e instó a resolverla según lo expresado por la resolución 1514, de la Asamblea General de la ONU, fundamental para los movimientos de descolonización.

Los hombres de Illia, que gestionaron ese triunfo fueron el entonces representante argentino ante organismo, Lucio García del Solar, y Bonifacio del Carril, nombrado embajador extraordinario el presidente. La resolución hasta generó el escenario para negociaciones de transferencia de soberanía, luego abortadas, pero que también más tarde tendría otro escenario favorable con los acuerdos de comunicación entre Londres y Buenos Aires.


La resolución hasta generó el escenario para negociaciones de transferencia de soberanía, luego abortadas, pero que también más tarde tendría otro escenario favorable con los acuerdos de comunicación entre Londres y Buenos Aires.

La Cuestión Malvinas es para la Argentina una política de Estado y un reclamo imprescriptible, tal como lo establece su Constitución Nacional. Asimismo, desde el origen de la controversia Argentina ha recibido en numerosas ocasiones el apoyo de América Latina y el Caribe, comenzando con los apoyos de Brasil y Bolivia ya en el año 1833. La comunidad internacional ha manifestado en diversas ocasiones, a través de Naciones Unidas, de las Cumbres Iberoamericanas y Sudamericanas, del Mercado Común del Sur (Mercosur), Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), Unión de Naciones Sudamericanas(UNASUR), Sistema de Integración Centroamericano (SICA), Cumbre de América Latina y del Caribe sobre Integración y Desarrollo(CALC), Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) -y otros organismos-, la importancia de que ambos países se sienten a la mesa de negociaciones a resolver pacíficamente el diferendo.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...