martes, 31 de enero de 2012

Malvinas, un problema pendiente

Las conocidas declaraciones del primer ministro del Reino Unido, David Cameron (Partido Conservador), en el sentido de que la Argentina es "país colonialista" respecto a las Islas Malvinas, constituyen el primer hecho político preparatorio de otros que se llevarán a cabo en la región, ante la conmemoración de los 30 años del 2 de abril de 1982. Por ello el título del presente artículo, pues para nosotros, y también para ellos, el tema de la soberanía sobre las islas aún está pendiente.
Al igual que el 2 de abril de 1982, los medios de comunicación, los políticos de los diferentes partidos, los hombres de letras y en general el ciudadano común, continúan preguntándose por la cuestión pendiente: la soberanía argentina sobre Malvinas y cuáles son los verdaderos intereses británicos, ya que esa fecha marcó un hito fundamental en nuestra historia e hizo reflexionar al mundo entero.
Así, una era la Argentina antes del 2 de abril y otra distinta se fue configurando durante estos 30 años, dado que nos convertimos en un país que comprendió cuáles son sus verdaderos amigos y cuáles sus enemigos; como también que su destino histórico se encuentra indefectiblemente en América Latina.

Por otra parte, sirvió de reflexión para advertir a la comunidad internacional que todavía existen situaciones tan anacrónicas de "colonialismo británico trasnochado", sobre una parte de nuestro territorio nacional como son nuestras Malvinas, incumpliendo con la Carta de Naciones Unidas (arts. 2, 73, siguientes y concordantes) y las Resoluciones nro. 1514 y 2065, sin poder hasta nuestros días dar una solución al conflicto pendiente entre la Argentina y el Reino Unido, y ello es así por cuanto no hay que olvidar que "Yalta todavía existe".
Entiendo que las flemáticas declaraciones de Mr. Cameron requieren la aclaración de ciertos aspectos en virtud de los cuales podemos darnos cuenta de la cuestión de fondo que hay en dichas palabras, que son los verdaderos intereses británicos en virtud de los cuales el primer ministro pretende justificar lo injustificable: el Reino Unido es país usurpador de las Malvinas, parte integrante de nuestro territorio.

1) Intereses británicos: con anterioridad a la usurpación británica de las Malvinas en el año 1833, ya existían planes del Almirantazgo para "extender por el mundo, y en especial en el Atlántico Sur, una verdadera red de estaciones navales o puntos estratégicos con intención de asegurarse las rutas marítimas en dicha zona", constituyendo para Inglaterra el nudo central, en tanto las Malvinas deberían desempeñar el mismo rol que en el Mediterráneo jugaba el peñón de Gibraltar o que en el futuro se le asignaría a la base de Singapur en el Sureste Asiático.
Ya en julio del año 1829, el Departamento de Colonias estimaba: "Las manifestaciones de comerciantes que trafican con Suramérica y el Pacífico... dan las razones políticas para obtener posesión de semejante estación importante para nuestra fuerza naval... Ha llegado el momento en que la reclamación de Gran Bretaña por estas islas debe ser afirmada con toda nitidez o abandonada".
Por otra parte, Mr. Cameron sabe que hay declaraciones y documentos presentados por distinguidos profesores ingleses a la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de los Comunes a fines de 1982 y principios de 1983, que culminaron en el Proyecto de Informe del Presidente de la Comisión (sir Anthony Kershaw), titulado "una Política para las islas Falkland", que expresa lo siguiente:
"De la evaluación realizada de las reclamaciones argentinas y británicas... estamos obligados a concluir que las pruebas se inclinan a favor de los títulos argentinos sobre las Falkland... Esta conclusión se apoya no sólo en las pruebas proporcionadas durante las audiencias, sino también en las dudas reiteradamente expresadas por los funcionarios británicos".

2) Valoración geoestratégica de las Malvinas: Desde la política exterior, el valor geoestratégico de Malvinas se entiende desde dos aspectos:
a) Su papel de posible enlace ante un posible cierre del Canal de Panamá, determina que Gran Bretaña controla y vigila el tráfico entre el océano Atlántico y el Pacífico, como también del Índico al Atlántico Sur. Las aguas son surcadas por más de 200.000 buques al año, siendo el más importante el transporte de crudo.
b) Por su proximidad al Continente Antártico, las Malvinas se constituyen en la única plataforma para una futura reclamación británica de un sector antártico, que se superpone a las reclamaciones argentinas y chilenas y sirviendo también como base para vuelos trasantárticos.

3) Valor económico de las Islas Malvinas: la importancia económica no está dada por el territorio insular, sino por los recursos existentes en el mar adyacente a nuestras Malvinas.
* El krill: crustáceo con aspecto de pequeño camarón, que en la actualidad constituye una de las mayores fuentes de proteínas que la naturaleza ofrece, con la posibilidad de ser explotado a corto plazo y sin peligro de extinción. Los recursos existentes en el mar adyacente a Malvinas en krill, han sido estimados en mil millones de toneladas métricas, lo que otorga a nuestro país una clara ventaja para su explotación y posterior industrialización como alimento para millones de argentinos, pero también para RU que usurpa el archipiélago.

* Nódulos polimetálicos: pequeñas esferas que contienen magnesio, cobre, hierro, níquel y otros metales, que se encuentran localizados al sureste de las Malvinas, o sea, en las zonas de las Islas Georgias y Sandwich del Sur. Con todas las potencialidades que se desprenden de la explotación de los mismos.
* Hidrocarburos: las investigaciones y estudios realizados y publicados por la revista especializada "Off Shore" (Editada en Tulsa, Oklahoma, EEUU), el "Informe sobre Malvinas producido por el Comité de Descolonización de Naciones Unidas" (año 1978 y 1981), la "International Petroleum Encyclopedia( Año 1980, pág. 268), el" Wall Street Journal (en su edición del 3 de junio de 1981), expresan que "sobre la plataforma continental argentina existe petróleo y el potencial de la región es nueve veces mayor al potencial del Mar del Norte".
Ahora podemos comprender el verdadero punto de las declaraciones de Mr. Cameron, que a 30 años son todavía los principales factores de esta cuestión aún pendiente, pero en esta cuestión el honor y el patriotismo, el valor y la abnegación de los argentinos que pelearon y volvieron, como de aquellos que no volvieron, sus padres, madres, hermanos, novias y esposas, han alcanzado el primordial protagonismo.
A 30 años del 2 de abril de 1982, la declinación social, económica, moral, institucional y política que vive el mundo civilizado, hace factible que en esta coyuntura el gobierno nacional pueda aprovechar con sólidos y veraces argumentos buscando una solución que convenga para nuestros intereses permanentes en Malvinas y también para la región de América Latina.
Pero para ello, se necesitará de verdaderos patriotas que hagan creíble a las presentes y futuras generaciones de argentinos que tenemos el deber de cumplir con la máxima del poeta: "Sólo el amor hace posible construir la Patria sin más reconocimiento que la limpia mirada de los que aún la aman, los que lucharon y los que quedaron por el azul y blanco que cubre a nuestras Malvinas".
Por Jorge Vicchi - Presidente Instituto Argentino de Relaciones Internacionales (IARI)

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...