domingo, 1 de abril de 2012

La usurpación británica de las aguas jurisdiccionales argentinas

 
Luego del conflicto armado de 1982 la Argentina no solo sufrió nuevamente la usurpación de las islas Malvinas sino también la de sus aguas jurisdiccionales en torno a las islas, que nunca estuvieron en disputa y sobre las cuales el Reino Unido, nunca reclamo pero que si  tomó por iniciativa propia, creando no solo una zona de exclusión de 150 millas náuticas alrededor de Malvinas, para embarcaciones argentinas, sino también sobre la Zona Económica Exclusiva de la cual se hicieron con 200 millas hacia el este de las islas y dejando momentaneamente en suspenso la apropiación de la otra mitad occidental ( hacia el oeste)  próxima a las costas de Santa Cruz y Tierra del Fuego en donde se incluyen también a la Isla de los Estados dentro de dicha zona pretendida por los británicos. Puede decirse entonces que la usurpación  británica luego de la guerra prosiguió esta vez sobre las aguas argentinas en torno las islas y en cuyas aguas Argentina ejercía soberanía y tenía jurisdición. Estando fuera de cualquier disputa. Este arrebato constante por parte de los británicos esta muy lejos de concluir, pudiendo decirse que tomaran lo que quieran cuanto quieran y cuando quieran. Argentina reclama y sus protestas caen en sacos rotos, sumergida en una indefensión total y sometida a los designios del invasor, con el reciente surgimiento de la busqueda de petróleo de hallarlo la zona se volverá cada vez más caliente aún.

Cómo usurparon nuestras aguas y pueden seguir usurpandolas

En 1986 el entonces canciller Dante Caputo exponía con toda claridad como los británicos decretaban unilateralmente la zona de exclusión y la usurpación de los recursos naturalez en la Zona Económica Exclusiva argentina.






Vienen por el petróleo y el gas

En aguas del Atlántico Sur, 100 kilómetros al norte de las islas Malvinas, Reino Unido durante 22 de febrero de 2010 habia comenzado a perforar el subsuelo para extraer petróleo y gas. La exploración petrolera en aguas del archipiélago había recalentado las tensas relaciones con Argentina.
Un portavoz de una empresa británica la Desire Petroleum, contaba con una de las licencias ilegalmente y unilateralmente otorgadas por los kelpers desde Malvinas para explorar las aguas circundantes, según se hacía eco la cadena británica de noticias BBC y en donde la plataforma que contrató, la Ocean Guardian, había comenzado la misma mañana del 22 de febrero a buscar hidrocarburos. Los cálculos más optimistas refieren que en las Malvinas puede haber hasta 60.000 millones de barriles de reservas de petróleo -más que todas las que tienen Argentina y Reino Unido juntos-, Desire aclaraba que sólo después de varios años de búsqueda se podrán explotar comercialmente 3.500 millones.
El portavoz de la compañía depredadora opinaba que su compañía estaba explorando en "aguas británicas"  y aseguró que le tenía sin cuidado el decreto argentino que obliga a todos los barcos que naveguen entre el continente y las Malvinas a pedir permiso a Buenos Aires o las gestiones que emprenderá el entonces ministro de Relaciones Exteriores argentino, Jorge Taiana, ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Además de Desire, otras cuatro petroleras podrán explorar en la zona.
Como se observa la Argentina se encuentra en un total desamparo y depredada por reales piratas provenientes de más de 12.000 kilómetros de sus tierras.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...