viernes, 14 de febrero de 2014

Crucero británico se queja por arrio de su bandera en puertos nacionales libres de usurpación

Crucero británico se queja por el arrio de su bandera en puertos nacionales, no usurpados

Crucero Star Princess en el puerto de Ushuaia - enero 2013
Los usurpadores británicos, ahora se quejan porque se les ordena el arrio del pabellón británico (de la marina mercante) la ¨Red Ensign¨, al ingresar a puertos nacionales (no usurpados).

Los incidentes de este tipo no son nuevos y los arrogantes cruceros británicos de la empresa Carnival, se adentran a los puertos de Ushuaia, Malvinas y Buenos Aires enarbolando la bandera británica de la marina mercante.  En un acto de arrogancia y burla hacia nuestro país. 

A comienzos del 2013 el crucero ¨Star Princess¨  (denunciado por abandonar náufragos en alta mar), ingresó al puerto de Ushuaia enarbolando  la bandera británica de la marina mercante, sin enarbolar la bandera de Argentina.  Autoridades de prefectura tomaron debida cuenta y labraron una multa al infame buque por tal acto ofensivo- Posteriormente el capitán del crucero, izó nuestra BANDERA ARGENTINA

El protocolo marítimo establece  que en caso de adentrarnos en aguas extranjeras, es una ley, impuesta por la cortesía, izar en la cruceta de estribor, la bandera del país por cuyas aguas se navega.

La actitud cortés pasa a ser obligación al entrar a puerto y, en caso de embarcaciones sin palo (y sin cruceta) hay que considerar la mayor altura en que se sitúa el pabellón del país que se visita.

El mismo accionar tuvo, en el puerto de Buenos Aires, otro de los cruceros de la misma empresa británica, en enero del 2014, esta vez fue el "Queen Victoria" que ingresa a  puertos nacionales incluido, el fondeado que hace en las proximidades de Malvinas (sin permiso nacional), ondeando la bandera británica,  aunque Prefectura Nacional Argentina, niega el incidente. Los británicos se quejan de que los obligaron a arriar su ¨Red Ensign¨ bajo advertencia de que podían ser multados con una importante suma de dinero si continuaba ondeando su insignia roja (de la marina mercante británica), mientras estaba en el puerto de Buenos Aires.

El usurpador que ofende y se victimiza

Lord West of Spithead (almirante y exjefe de la marina), que viajaba en el crucero, dijo al canal 4 de la televisión británica que se trató de un "insulto" .West dice que, tras cruzar el Cabo de Hornos el capitán del crucero le comentó que le habían amenazado con una multa de unos 10 mil dólares si no retiraba la bandera roja.

Mientras que el vocero británico señaló "Condenamos cualquier intento por parte de las autoridades argentinas de interferir innecesariamente con el legítimo tránsito de embarcaciones con bandera del Reino Unido".

"Defendemos con vigor los intereses del Reino Unido frente a cualquier intento del Gobierno de Argentina de alterar cualquier actividad comercial legal", agregó la fuente del Foreign Office.

Según el vocero, Londres analiza este asunto con Carnival UK, la empresa matriz de la firma Cunard ( la empresa que, durante el conflicto de Malvinas, prestó el crucero Queen Elizabeth II, para transportar tropas británicas a las Islas), y planteará este problema al gobierno argentino.

En varias provincias argentinas rige la llamada ley Gaucho Rivero, que prohíbe el amarre de buques británicos. Varios cruceros que iban a las islas fueron sancionados por esa normativa. A su vez, en los puertos del Mercosur rige otra resolución que impide el amarre de buques con la bandera kelper.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...