lunes, 7 de abril de 2014

En Malvinas, no trabajar para Gran Bretaña

En Malvinas, no trabajar para Gran Bretaña

El 69° período de sesiones de la Asamblea General se inaugurará en la sede de las Naciones Unidas el martes 16 de setiembre de este año. La Asamblea celebra en forma intensiva un período de sesiones cada año, de setiembre a diciembre, o durante más tiempo si fuese necesario. La última Resolución de la Asamblea General referida a la Cuestión Malvinas, favorable a la Argentina, se produjo durante el gobierno de Raúl Alfonsín en 1988. Después, la gestión de Menem-Cavallo resolvió no seguir haciendo la presentación a la Asamblea General, situación que llega hasta nuestros días.

El año que viene se cumplirán 50 años de la histórica Resolución 2065, donde la Asamblea General reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino

Unido e invitó a ambos países a negociar para encontrar una solución pacífica a la controversia. Luego vinieron otras Resoluciones de la Asamblea General, todas sistemáticamente desconocidas por el Reino Unido ya que instaban a las partes a sentarse a negociar.

Malvinas, desde hace tiempo, ha dejado de ser una cuestión exclusivamente argentina. Hoy América Latina y el Caribe, África y la mayoría de países del mundo no aceptan la vigencia de enclaves coloniales en pleno siglo XXI. También, todos los años, el Comité de Descolonización de la ONU se expide por unanimidad instando al Reino Unido a sentarse a la mesa con Argentina para discutir soberanía.

Es necesario, ante la actual situación, que nuestro país dé un paso importante hacia adelante y presente ante la próxima Asamblea General una propuesta de Resolución que inste a Gran Bretaña a sentarse a una mesa de negociaciones.

El actual status quo favorece al Reino Unido y es así que avanza con hechos consumados como es la explotación de los recursos naturales que nos pertenecen y la militarización del Atlántico Sur violando las Resoluciones existentes y el Derecho Internacional.

No tenemos dudas que la mayoría de los países que componen la Comunidad Internacional, rechazan prepotencias imperiales, y apoyarán una vez más, a nuestro país en la Cuestión Malvinas.

Una iniciativa diplomática de tanta trascendencia por parte de Argentina, seguirá el camino de nuestra Constitución Nacional, que en su Disposición Transitoria Primera expresa: “La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional. La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de los habitantes y conforme a los principios del derecho internacional, constituye un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino”.

 http://notife.com/

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...