lunes, 27 de octubre de 2014

Malvinas : Los kelpers y el negocio de la victimización y el aislamiento

La colonia británica de kelpers y el negocio de la victimización y el aislamiento en Malvinas

La intención británica es enfriar los reclamos argentinos y apartar todo lo posible a las Malvinas del continente. Y continuar prolongando el diferendo, en el tiempo, mientras los kelpers intentan  tejer relaciones, con los países de la región, especulando con aislar y disminuir el apoyo hacia el reclamo argentino por las Islas Malvinas. La colonia británica trata de tentar, a los países de la región, con promesas de posibles yacimientos petrolíferos. De esa forman pretenden apartar el apoyo al reclamo argentino, de los paises de la región  y presentarlo como algo absurdo e insignificante.

Mientras los Kelpers intentan actuar como si no hubiese un reclamo argentino. La colonia británica se presenta como la ¨víctima¨ de un acoso de los gobiernos argentinos, que no los reconoce como un ¨pueblo¨ que quiere ser británico, como si alguna vez no hayan sido otra cosa que británicos, y que su presencia en las islas no sea consecuencia de un acto de usurpación británica al suelo argentino. En consecuencia los Kelpers, últimamente, también se presentan como ¨falklanders¨ autóctonos lejanos y casi ¨ajenos¨ a lo británico, cuando se manifestaron, miles de veces, como orgullosamente británicos. Ciudanía que los identifica, y que es una demostración, más, de la afirmación argentina de que son una colonia británica. Que no pueden ocultarlo habiéndo sido reconocidos como tales, con documentación de por medio, por el Reino Unido, demostrando que en las Malvinas hay una colonia británica, que no constituyen un país, ni que tienen ciudadanía ¨falklanders¨ sino británica. 

El Reino Unido, un estado colonialista, incoherente y falaz,  que intenta presentar la cuestión de la soberanía por las Islas Malvinas como un asunto referido a unos isleños (colonia británica ). La cuestión Malvinas radica en un conflicto bilateral entre Argentina y el Reino Unido, conflicto reconocido por Naciones Unidas, que llama anualmente, a ambas partes, a que comiencen las negociaciones para resolver el diferendo por la soberanía. Naciones Unidas en ningún momento  hace referencia a que la colonia británica es la que debe determinar la soberanía sobre las Islas Malvinas, siendo un contingente implantado por parte del Reino Unido. Los Kelpers son parte de un imperio colonialista denunciado en la ONU, e impuestos sobre suelo argentino, como consecuencia del vil accionar británico.

El Reino Unido, de esta manera, intenta presentarse como el juez y la víctima del conflicto por Malvinas. Intenta  desdoblar el tema presentándose como los ¨garantes¨  de los deseos de unos isleños, que no son otra cosa,  que su colonia. 

Colonia de  Kelpers no constituyen un pueblo, es decir no son anteriores a la usurpación, ni mucho menos fueron sojuzgados por el Reino Unido, en cuyo caso si serían pasibles del derecho de autodeterminación, Los Kelpers, son parte del mismo imperio británico que los puso sobre nuestras islas Malvinas, luego de usurparlas en 1833.

El otro ardid británico es intentar deslegitimar los reclamos argentinos por Malvinas, usando el pretexto, de que cualquier reclamo realizado, es producto de una distracción intencional de los gobiernos argentinos para no ocuparse de otros temas ¨importantes¨. Precisamente los que quieren que Argentina se distraiga de reclamar por Malvinas son los británicos. Pretenden que nuestro país acepte el flagrante robo a nuestros territorios. Obviando lo justificado del reclamo argentino, e intentando presentarlo como un hecho consumado. El Reino Unido es el país  más denunciado en la ONU por colonialista, teniendo 16 causas por colonialismo, e intentando imponer la idea de que es inútil reclamar. Negando la historia, e imponiéndose por la fuerza sobre nuestras islas, sosteniéndose con una base de la OTAN, bajo  el pretexto de ser los defensores de los ¨ deseos´¨ de los kelpers!, deseos y reclamos que no escucharon ni respetaron a los isleños ( pueblo sojuzgado ) del archipiélago de Chagos, cuya isla fue arrebatada por los británicos para ser alquilada a la Fuerza Aérea de Estados Unidos, desde donde bombardean todo Medio Oriente. Ver (El Reino Unido no apoya la autodeterminación de Chagos)

Los Kelpers también hacen alarde del alto standard de vida que llevan en nuestras islas,  lo que no dicen es que es producto del saqueo que hacen dentro de nuestro Mar Argentino,  otorgando licencias ilegales de pesca. Y últimamente, especulando con la posibilidad de sacar petróleo en nuestro mar, para buscar un mayor protagonismo en la zona e intentar debilitar y distraer a los países de la región sobre el reclamo del derecho  argentino por las Islas Malvinas.

Permanecer aislados, victimizándose y hablando de acosos por parte de los gobiernos o del pueblo argentino es parte del negocio de los Kelpers. Presentándose como isleños que ¨luchan por derechos¨, que no son renocidos. Derechos e intereses que no son otros que los de los británicos sobre el Atlántico Sur para seguir tomando espacios marítimos y poner sus ambiciones sobre la Antártida.

Los Kelpers no quieren vínculos con el continente porque eso haría que las actuales barreras culturales y políticas se vayan diluyendo. Significaría el inicio de un proceso de entendimiento en la resolución definitivo del conflicto entre Argentina y el Reino Unido.  

El fallido intento de un referendo que no hace a la cuestión de Malvinas, donde los mismos británicos decían que querían ser lo que siempre fueron. El referendo no fue reconocido ni por Argentina ni las Naciones Unidas. El infame referendo Kelper no fue otra cosa que un pobre intento británico, para desvirtuar el conflicto por Malvinas, para seguir sin resolverlo.

Los kelpers no son el centro del litigio por Malvinas. Siendo una colonia británica, el derecho de autodeterminación no se aplica a un territorio bajo disputa de soberanía. Siendo además que la ONU no reconoce derecho de autodeterminación para los Kelpers. Para la ONU los kelpers, son “objeto” de Derecho, pero no “sujeto”. Los únicos que pueden negociar, para la ONU, son Gran Bretaña y la Argentina. Sólo los dos países, y no los isleños, pueden hablar como partes litigantes.

La resolución 2065 de la ONU establece que el caso de las Islas Malvinas es un caso especial de descolonización "porque se trata de la existencia de un territorio colonizado pero no de un pueblo colonizado. No hay un pueblo colonizado porque la población que había fue expulsada y la que habita en las Islas son colonos. Son parte del esfuerzo de usurpación extranjera, en que la potencia colonizadora llevó población civil a las Islas Malvinas, se trata de colonos que tienen una serie de derechos, pero no tienen el derecho de decidir a qué país pertenecen las Islas. La misma Resolución dice que esta es una cuestión de soberanía que deben resolver Argentina y el Reino Unido, y debe ser resuelta a través del diálogo bilateral hasta alcanzar una solución pacífica.

El centro del conflicto por las Islas Malvinas es la soberanía, la cual debe ser resuelta entre Argentina y el Reino Unido como lo establece Naciones Unidas.

Muchos británicos creen que pueden tener un fallo favorable a su acto de usurpación llevando el conflicto a la Corte Internacional de Justicia también conocida como el Tribunal de La Haya, y así poder deshacer el litigio por la soberanía, mientras no acatan ninguna de las resoluciones de las Naciones Unidas

La Corte Internacional de Justicia de La Haya (ICJ) está para resolver diferencias entre países parecidos, es decir no entre imperios (potencias o desarrollados) y repúblicas (póbres ó en vías de desarrollo). Lo que tampoco dicen los británicos, es que La Haya es un tribunal donde el Reino Unido tiene jueces propios y muchos de ellos forman parte de los países del Commonwealth. Tampoco tiene en cuenta que la ICJ es un tribunal que debe ser aceptado por ambas partes y solo tienen injerencia en cuestiones jurídicas y no políticas, como es el caso de Malvinas, que responde a un caso de colonialismo. Donde una potencia invasora toma parte de un territorio extranjero y luego lo reivindica como propio.  


De todos los argentinos depende no desviar la mirada, bajo ningún motivo, de la usurpación británica llevada a cabo sobre nuestras Islas Malvinas, Georgias de Sur, Sandwichs del Sur y espacios marítimos circundantes. De todos los argentinos depende ocuparse por reclamar y defender lo que nos pertenece.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...