lunes, 4 de marzo de 2013

¿Gobernador? no, usurpador


¿ Gobernador ? no , usurpador 

El británico Nigel Haywood al que los kelpers y el cipayaje llaman ¨gobernador¨. Es un británico nacido en Betchworth, Surrey un condado no metropolitano en el sudeste de Inglaterra, Reino Unido. 

Este personaje al servicio del imperio usurpador británico,enviado y puesto a dedo desde Londres, intenta desde su impune accionar echar culpas a la República Argentina. Este infame y repudiable personaje, dice que el legítimo reclamo argentino sobre las Islas Malvinas es un invento de la Argentina!!.

Negar la usurpación que llevan a cabo el Reino Unido, es propia del cinismo con que intentan sostener la mentira de los ¨derechos de los kelpers¨. Los kelpers son colonia británica con ciudadanía británica. 

En Malvinas existe una disputa por la soberanía aceptada y reconocida por las Naciones Unidas a la que el Reino Unido se niega a respetar las resoluciones del Comité de Descolonización. 

Negar el conflicto no hará que se extinga. Afirmar que los kelpers tienen derechos es negar la usurpación del territorio insular a la República Argentina cuando el reclamo argentino se funda en una realidad, histórica, geográfica y política. Un ciudadano imperialista como Haywood nativo de Surrey Inglaterra ¿le viene a decir que Argentina miente?. 

Sería bueno que Haywood explique cómo el Reino Unido está implicado en sinfines de conflictos colonialistas. 

La República Argentina cuenta con el respaldo internacional, mientras el Reino Unido está aislado respecto a Malvinas y todas las medidas unilaterales que lleva a cabo, las realiza desde la impunidad de la fuerza pero no desde la legalidad.

El supuesto referendo kelper, simulando derechos que en la realidad no existen. Tratando de seguir sosteniendo impunemente un acto de usurpación británico que intenta imponer sus criterios UNILATERALMENTE y disimulando el conflicto internacional entre Argentina y el Reino Unido que existe y está reconocido por la ONU como comunidad internacional.

El conflicto por la soberanía de las islas está más que reconocido tanto por paises regionales como extrarregionales, la usurpación británica quiere tratar el tema como si el conflicto fuera sobre la decisión de un puñado de británicos cuando el conflicto es bilateral entre países y no entre británicos. Donde el conflicto es por el territorio y no por la decisión de ciudadanos británicos como los kelpers que forman parte del imperio al que Argentina denuncia y reclama por la usurpación que comenten desde 1833.

Argentina jamás renunció ni renunciará a su reclamo por sus derechos soberanos por las Islas Malvinas. El Reino Unido es quién está cometiendo la usurpación por lo tanto no puede ser el juez y la víctima del robo que comenten. Ese doble juego de interponer a los kelpers como inocentes pobladores dueños de su tierra se trata de una maniobra británica para quedar como victima absoluta en el litigio existente. 

Los kelpers son británicos reconocidos con documentación británica, constituyendo un contingente implantado y parte del país usurpante, el (Reino Unido), por lo tanto hablar de derechos de autodeterminación donde el mismo país invasor quiere decidir unilateralmente e impunemente derechos que no son reconocidos por las Naciones Unidas. Esa infundada argumentación partiendo de falsos derechos que dicen poseer cuando los kelpers no son anteriores a la usurpación sino que son posterior a la misma y parte del país usurpador. Mientras que la autodeterminación si corresponde a poblaciones anteriores y sometidas a un país invasor. Los kelpers jamás fueron sometidos a los británicos porque siempre fueron británicos. Entonces ¿de qué derechos de autodeterminación hablan?. A los pobladores de la isla Diego García los echaron de su isla y no le reconocieron ningún derecho de autodeterminación siendo pasibles de adquirirlos como ciudadanos nativos y sometido a un imperio, el británico.

Obviar todo éstas razones y seguir mintiendo para mantener un enclave colonial en el Atlántico Sur es lo que hace el infame Nigel Haywood. La razón obvia es el hacerse de todo el control sobre el Atlántico Sur y proyectar las pretensiones británicas sobre la Antártida. 

La propia base de implantada en Malvinas, proyectada mucho antes del conflicto armado de 1982, muestra la intención británica de seguir afianzándose en nuestro Mar Argentino. Grandes extensiones de aguas, oceánicas que jamás estuvieron en disputa, los británicos las siguen tomando y reclamando unilateralmente a costo de territorio argentino.

 Envían buques y submarinos nucleares que se navegan aguas reclamadas por Argentina. Mientras la Argentina es un país desarmado y que reclama ante un imperio colonialista británico que intenta quedar como víctima del atropello que comenten a más de 12 000 km de Londres.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...