domingo, 5 de febrero de 2012

La amenaza británica en el Atlántico Sur



El destructor HMS Dauntless enviado al Atlántico Sur

El “HMS Dauntless” es un destructor de tipo 45 equipado con misiles antiaéreos Sea Viper que entró en servicio en 2010.
Prosiguiendo con la metodología unilaterales y provocativas características de un país belicoso e imperialista al extremo. Como método de intimidación pretende enviar barcos de última generación a la zona de Malvinas.
La nave de la Marina Británica que llegará próximamente a Malvinas es un destructor de tipo 45 equipado con misiles antiaéreos Sea Viper. Entró en servicio en 2010 y cuenta con un desplazamiento de 8.000 toneladas. Fue construido con materiales especiales.
Su sistema Sea Viper, que consta de un radar de rastreo de función múltiple Sampson con un radio de alcance de 500 km, alcanza a rastrear cientos de blancos en simultáneo, incluso objetos en la estratósfera como misiles balísticos.

El HMS Dauntless posee 8 misiles antibuque RGM-84 Harpoon, 10 misiles cruceros contra blancos en continente BGM-109 Tomahawk, 30 misiles superficie-aire de alcance medio Aster-15, 18 misiles superficie-aire de largo alcance Aster-30, 2 cañones Oerlikon de 30mm, 2 cañones anti-misiles de 20mm Phalanx y 8 ametralladoras. Partirá de la base de Portsmouth para reemplazar a la fragata que patrulla actualmente en la zona, según informó la prensa de esa ciudad. La nave gemela es el “HMS Daring”, que fue enviada recientemente al Golfo Pérsico. Estos buques son los primeros de seis nuevos destructores reemplazarán a los buques de tipo 42 que comenzaron sus servicios en los ‘70. Los destructores tipo 45 están diseñados para dificultar su detección por medio de radares. Tienen un deck con capacidad para vuelos de largo alcance y puede alojar también helicópteros del tamaño de los Chinook y llevar hasta 700 personas en caso de una evacuación civil.




El envio de un submarino nuclear al Mar Argentino

Reino Unido además envia un submarino nuclear Trafalgar a patrullar ante las islas Malvinas, en el Atlántico Sur, hasta comienzos de abril, sin que haya por el momento confirmación del Ministerio de Defensa, que se niega a comentar cualquier movimiento de submarinos atómicos.

Según un diario británico, Cameron, aprobó personalmente la misión. Además, al parecer se encuentran a bordo intérpretes españoles para poder escuchar las comunicaciones de la Marina en la región.
El 2 de abril de hace 30 años, Reino Unido y Argentina se enfrentaron en una guerra por las islas Malvinas, que costó la vida a casi mil personas.
En las últimas semanas las tensiones entre los dos países aumentaron, a raíz de perforaciones petroleras británicas ante las costas de las Malvinas. Argentina ha vuelto a expresar sus aspiraciones sobre el archipiélago, británico desde 1833.
Los analistas creen que Argentina podría ver el movimiento como una provocación. Y es precisamente en la guerra de las Malvinas un submarino británico hundió el buque argentino “General Belgrano” y mató a 323 personas, pese a que patrullaba fuera de la zona cerrada por los británicos.
La noticia del envío se produce sólo dos días después de que el príncipe Guillermo llegara a las islas en el marco de seis semanas de entrenamiento como piloto de helicóptero. Reino Unido lo considera un procedimiento rutinario, pero Argentina ve una provocación. Antes, Buenos Aires ya había condenado el envío del moderno buque de guerra británico “HMS Dauntless” a las islas.
El submarino nuclear, según la versión periodística, podría ser del tipo Trafalgar, el HMS Tireless, con 25 años de antigüedad y tercero de los siete submarinos de su clase, o el HMS Turbulent, el más antiguo de su tipo, lanzado el 1° de diciembre de 1982, con una capacidad de disparar torpedos Spearfish.

Estaría programado que el supuesto arribo del artefacto militar en Puerto Argentino se produzca en abril, cuando se cumplen treinta años del comienzo de la guerra de 1982. 

 
El Reino Unido hace una ostentación de poder de fuego

El ministro de Defensa criticó al gobierno de Cameron; un día antes, un periódico británico publicó que la marina de ese país planea enviar un submarino nuclear a las islas Malvinas

Arturo Puricelli, ministro de Defensa, se refirió a la actitud de Gran Bretaña frente al conflicto que sostiene con la Argentina por la soberanía de las islas Malvinas, luego de que Londres anunciara el envío del HMS Dauntless, el destructor más moderno de la Marina Real británica.
"Me parece que es una ostentación innecesaria de poder de fuego. Podríamos decirles (a los británicos) que se podrían haber ahorrado varios miles de libras", dijo, al arribar a la Dársena Norte , luego de realizar una navegación corta por el mar argentino a bordo de la fragata ARA "Libertad".
"Indudablemente siguen sustentando esa ocupación de la misma manera", consideró Puricelli. Por último, enfatizó: "A nosotros no nos cabe la menor duda de que vamos a recuperar nuestras islas Malvinas porque nos acompaña la comunidad internacional".
El ministro señaló que la "ocupación" por parte del Reino Unido de las Malvinas, cuya soberanía reclama argentina, "está sustentada en la fuerza" y "se inició de la mano de un buque de guerra que desalojó autoridades y población argentina de las islas en 1833".

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...