miércoles, 30 de marzo de 2016

El logro argentino ante la ONU que el gobierno británico trata de minimizar


El Gobierno británico trata de minimizar el logro argentino ante la ONU por la Plataforma Continental Argentina

El reconocimiento de la ONU ante la presentación argentino para ampliar su territorio sobre el Atlantico Sur implica la ratificación del reconocimiento del conflicto de soberanía sobre Malvinas, Georgias del Sur, Sandwichs del Sur y espacios marítimos circundantes.

La cancillería británica calificó el informe de las Naciones Unidas sobre la nueva plataforma continental argentina como "recomendaciones, que son simplemente eso, que no son legalmente obligatorias".

El Gobierno británico, tratando de minimizar el reconocimiento de la ONU sobre la Plataforma Continental Argentina, demuestra la desfachatez e impunidad con la que intentan desconocer los fallos de la ONU.

Para la vocera del Foreign Office"La Comisión sobre Limites de la Plataforma continental no tiene jurisdicción sobre las soberanía de las islas Falkland (sic) [Malvinas]".

El Reino Unido con el abuso de poder,  impunidad y ridículas declaraciones pretende desconocer, el conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas, demuestra que no tiene razón y que la posición argentina, en el campo del derecho internacional, es muy sólida. La posición británica, es solo de facto, no se ajusta a derecho sino por medio de la prepotencia, la impunidad y una imposición militar. Mientras intenta desvirtuar la disputa de soberanía esgrimiendo falsos derechos de autodeterminación para la población colonial de kelpers. Un argumento inaplicable, en el caso de las Islas Malvinas, por la preexistencia de un conflicto territorial en donde, la colonia implantada, no es un pueblo, y mucho menos, sojuzgado, ni es anterior a la usurpación de Malvinas, sino que fue impuesta tras un acto de usurpación sobre el territorio en conflicto. La propaganda británica solo trata de desviar la atención, con falsas causas kelpers. Cabe aclarar que Naciones Unidas expresa, que los kelpers no son sujeto de derecho sino objeto de derecho, lo que significa, desde el punto de vista del derecho internacional, que se les respetará los derechos de propiedad privada, de idioma, cultura pero no pueden decidir soberanía, sobre el territorio en conflicto. Por ser colonia reconocida como británica, por el propio gobierno del Reino Unido, los kelpers responden al accionar colonialista y a los intereses británicos sobre el territorio en disputa. Parte de ello fue la farsa del referendo kelper, organizado por la propaganda, colonialista, del gobierno británico, no reconocido por  Argentina, Naciones Unidas ni el resto de la comunidad internacional. Referendo irrelevante, también realizado en Gibraltar, durante los años 60, que no resuelve la cuestión de soberanía, ni la puede concluir.

Respecto al logro argentino reconocido por Naciones Unidas, sobre la Plataforma Continental, la vocera de la cancillería británica expresó que :"La propia ONU ha reconocido que la Comisión (CLCS) no podía y no consideró reclamos relacionados a las islas Falkland (sic) [Malvinas] dentro de la presentación argentina". "El gobierno británico continúa sin tener la menor duda sobre la soberanía de las islas Falkland (sic) [Malvinas] y el derecho de los isleños a determinar su propio futuro".

Mientras los británicos hablan de deseos y derechos, que se deben respetar a los kelpers, el gobierno británico, desconoce, descaradamente, los derechos de los isleños de la Isla Diego García, a quienes echaron de su tierra , para alquilarla a EEUU, quién instaló una base aérea desde donde bombardea todo Medio Oriente.

Tras la usurpación británica de Malvinas, implantan una colonia de kelpers, a los que ahora dicen proteger y respetar sus deseos!, es decir los deseos británicos. Otra de las infamias británicas, fue la construcción de la base militar , bajo el pretexto de defender a los kelpers, planificada mucho antes del conflicto por Malvinas, y cuyo fin es procurar sostener el enclave colonial a través de la imposición de la fuerza, sobre el territorio en disputa, y proyectar sus pretensiones sobre el sector antártico.

Los pobres argumentos kelpers con el que tratan de deslegitimar el fallo de la ONU sobre el reconocimiento de la Plataforma Continental Argentina, expresando que las islas Malvinas existen antes que Argentina, desconociendo que gran parte del territorio argentino, es preexistente a la República como ser : Buenos Aires, Tucumán, Corrientes, Córdoba, Sgo del Estero o Malvinas, es parte de la ignorancia de la colonia manejada por Londres.

Otras de las ridículas argumentación de los kelpers, es que muchos están, en Malvinas, hace muchas generaciones, lo que no dicen es que es producto de la usurpación y el aislamiento intencional, con el continente, promovido por los británicos, para evitar la repoblación argentina de Malvinas desde el momento de la invasión y usurpación de las islas.

El gobierno británico tiene la falsa creencia que sobreactuar soberanía, les dará la razón. Los británicos no tienen, ni tuvieron soberanía, sobre Malvinas. Naciones Unidas solo reconoce una administración, que no equivale a tener soberanía, sobre el suelo en disputa.

Estas actitudes irracionales e hipócritas de los gobiernos británicos, que no pueden justificar su presencia en el Atlántico Sur, con un contingente, implantado, de kelpers, ni con una base militar, creyendo que así el conflicto, por las Islas Malvinas, es un hecho consumando, no pueden ocultar la realidad, que la disputa de soberanía continúa y no la resolverán unilateralmente.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...