lunes, 6 de mayo de 2013

Quejas británicas por campaña científica argentina en islas Georgias


 

Queja de Londres por campaña científica en las islas Georgias 
El buque Holmberg busca proteger recursos y también afirmar derechos de soberanía 

El Gobierno nacional inició una campaña de investigación científica en aguas adyacentes y costeras de las islas Georgias y Sandwich del Sur que junto con Malvinas forman parte de la disputa de soberanía con el Reino Unido. La iniciativa del Ministerio de Relaciones Exteriores en conjunto con el de Agricultura, Ganadería y Pesca apunta a consolidar la presencia en el archipiélago bajo el paraguas de la Convención para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA). Esta organización internacional, ligada al Tratado del Antártico, fue fundada en 1982, la integran 25 países miembros y 11 adherentes, tiene el objetivo de conservar la fauna y la flora marinas de la Antártida, y surgió como reacción al creciente interés en la explotación comercial del krill, componente esencial del ecosistema antártico.

Este pequeño crustáceo es el primer eslabón de la cadena alimentaria de todas las especies, y su agotamiento pone en riesgo la totalidad de la biomasa antártica. 

Londres mostró su desagrado en una nota enviada por Jane Rumble, responsable del departamento de Regiones Polares del Foreign Office, a Andrew Wright, secretario ejecutivo ante la Comisión de Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos, con sede en Australia. "El Gobierno de Gran Bretaña recibió la notificación de la Argentina sobre la realización de investigaciones en la subárea 48.3, Georgias del Sur, a través de la secretaría de la CCRVMA el 25 de enero de 2013. Como todos los miembros de la convención son conscientes, las islas Georgias y Sandwich del Sur son un territorio de ultramar del Reino Unido. Estamos sorprendidos y decepcionados de que la Argentina no haya tenido la cortesía de comunicar previamente acerca de la investigación que estaba por emprender en nuestras aguas jurisdiccionales", dice la nota oficial a la que este diario tuvo acceso exclusivo.

La campaña oceanográfica está a cargo del buque Eduardo Holmberg, que pertenece al Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP); el navío zarpó de Mar del Plata el 26 de abril pasado y se encuentra ahora dentro de la bahía Rey Haakon de la isla San Pedro, la más grande del archipiélago de Georgias. La bahía, ubicada en la costa occidental, equidista por el oriente con Grytviken, donde se lanzó la operación militar que dio comienzo a la recuperación de la soberanía y posterior conflicto armado con Gran Bretaña.

En el cementerio local de Grytviken yace el cuerpo del suboficial Félix Artuso, el único argentino enterrado en ese archipiélago antártico, que era miembro de la tripulación del submarino ARA Santa Fe. 

El contenido del programa denominado "Estudio de la situación de los recursos biológicos marinos en la subárea estadística 48.3 y su vinculación con la Confluencia Weddell-Scotia" fue desarrollado por la Dirección Nacional del Antártico y el Instituto Antártico Argentino, ambos bajo la órbita de la Cancillería. La travesía científica del navío durará un mes y el objetivo principal es obtener una estimación de abundancia y estado de las poblaciones de especies demersales, peces que viven cerca del fondo marino.

El año pasado, Londres estableció unilateralmente un Área de Protección Marítima (MPA, por sus siglas en inglés) de un millón de kilómetros cuadrados en torno a las islas Georgias y Sandwich del Sur con el argumento de velar por la conservación de recursos marinos, fijó zonas de prohibición a las capturas y se arrogó el derecho de regular y otorgar licencias de pesca. La nota de la funcionaria Rumble reitera que esa medida está bajo jurisdicción del "Gobierno de Georgias y Sandwich del Sur" (n.r.: el mandato lo ejerce Nigel Haywood, gobernador de Malvinas designado por el Foreign Office) y agrega una advertencia: "El Área de Protección Marítima prohíbe el uso de redes de fondo y cualquier actividad de pesca en algunas áreas incluyendo las 12 millas náuticas alrededor de Georgias, Shag Rocks y Clarke Rocks, excepto que se disponga de un permiso". En un intento de mostrar que el país solicitó el permiso en cuestión -cosa que no sucedió porque como miembro pleno de la Convención, la Argentina puede efectuar investigaciones sin ese requisito- el gobernador Haywood redactó el Permiso N° WPA/2013/011, dice: "De acuerdo con la sección 21 de la Ordenanza de Áreas Protegidas, por el presente autorizo al navío de investigación pesquera Eduardo Holmberg a llevar a cabo investigaciones científicas notificadas a la Comisión de Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos, fechado el 12 de febrero de 2013. El área Malvinas de la cancillería rechazó la autorización británica, las islas están bajo dominación inglesa pero la soberanía está en disputa y la negociación sujeta a resoluciones de Naciones Unidas, además se trata de tareas científicas de un país que es miembro de la CCRVMA y que están orientadas a la conservación del ecosistema antártico. "La notificación de Argentina sobre la investigación no da detalles precisos acerca del área de operación. Nos sentiríamos muy decepcionados si eligen ignorar el daño potencial en las zonas más vulnerables alrededor de Georgias de las actividades propuestas en la investigación y esperaríamos que se contactaran para garantizar que pueda ser considerado un amplio asesoramiento ambiental", concluye Rumble y pide al secretario ejecutivo Wright de la CCRVMA que haga circular el texto entre los miembros de la Comisión.

Fuente:
http://www.ambito.com/
http://malvinasislasargentinas.blogspot.com.ar

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...