martes, 23 de julio de 2019

Malvinas y el control pesquero conjunto entre Argentina y Gran Bretaña en el Atlántico Sur


Malvinas y el control pesquero argentino-británico en el Atlántico Sur

El acuerdo Fadori-Duncan estableció :  “remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico” de Malvinas. Y abrió la puerta para que Argentina y Gran Bretaña vuelvan a discutir temas como el aumento de los vuelos a las islas, y la eliminación de trabas en comercio, pesca, navegación e hidrocarburos. Con dicho acuerdo Gran Bretaña logró que Argentina retome las reuniones bilaterales, para tratar el tema de la pesca en el Atlántico Sur, encuadrado en un subcomité científico de ambos países.

La actual política exterior del Gobierno de Mauricio Macri respecto a la cuestión Malvinas fue trazada por su ex canciller Susana Malcorra, cuyo propósito fue  volver a la cooperación que nació en 1990 durante el menemismo y fue congelada en 2005 por Néstor Kirchner. “Se podría llegar –con el paraguas que tenemos de soberanía que preserva nuestros derechos– a profundizar investigaciones conjuntas que se iniciaron en otro momento y que se congelaron”, había expresado en su momento, Malcorra.

Control conjunto de la pesca en el Atlántico Sur

Pero cabe preguntarse : ¿ en concepto de qué, Argentina debe compartir datos o reconocerle algún tipo de injerencia o potestad en el Atlántico Sur a Gran Bretaña ?.

Según fuentes diplomáticas argentinas, el trabajo conjunto de control de la pesca y la patrulla evitará la depredación de los recursos naturales del atlántico sur podría hacerse con las fuerzas armadas de ambos países. Por tal motivo, científicos y funcionarios argentinos y británicos se reunieron en Buenos Aires en el marco del Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS), con el que buscan retomar las "actividades de cooperación científica para la conservación de los recursos pesqueros".

El Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS)

Los días 17  y 18 de julio de 2019 tuvo lugar, en Buenos Aires, una nueva reunión del Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS) establecida por la Declaración Conjunta del 28 de noviembre de 1990. Participaron funcionarios y científicos de la República Argentina y el Reino Unido.

Durante las dos jornadas ambas delegaciones continuaron el diálogo sobre temas de interés mutuo en materia de cooperación científica para la conservación de los recursos pesqueros en el Atlántico Sudoccidental, según informa Cancillería argentina.

Las discusiones se centraron en la evaluación de las actividades ya implementadas como son el mecanismo de intercambio de datos científicos puesto en marcha en diciembre de 2018 y el crucero científico sobre calamar conjunto realizado en febrero del corriente año. Asimismo se terminaron de ajustar los detalles técnicos del crucero científico sobre la especie polaca que se realizará en septiembre del 2019.

Las delegaciones acordaron que la próxima reunión se realice en Buenos Aires en noviembre de 2019.

Tanto a la reunión como a sus resultados se les aplica la fórmula sobre la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, acordada por ambos gobiernos en el punto 2 de la Declaración Conjunta de Madrid el 19 de octubre de 1989, finalizó un informe de Cancillería.

Estos acuerdos siguen bajo el criterio del ¨paraguas de soberanía, de otra forma es reconocer a Gran Bretaña como estado ribereño en el Atlántico Sur y equivaldría a renunciar al reclamo argentino de soberanía a favor del Reino Unido.

“Tanto a la reunión como a sus resultados se les aplica la fórmula sobre la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, acordada por ambos gobiernos en el punto 2 de la Declaración Conjunta de Madrid el 19 de octubre de 1989”, aclararon desde Cancillería. Y este trabajo podría apuntalar la explotación sustentable del calamar en la región, sin renunciar al reclamo de soberanía sobre las islas.

Con la reunión buscan "retomar las actividades de cooperación científica bilateral para la conservación de los recursos pesqueros en el Atlántico Sudoccidental".

Saqueo pesquero en Malvinas

Las ganancias millonarias de las pesqueras que operan en Malvinas con licencia británica es tan grande, que los diarios españoles expresan las expectativas de las empresas gallegas, al destacar las declaraciones del titular del Gobierno isleño, Barry Elsby, en cuanto a que está “dispuesto a trabajar para lograr un acuerdo” con Argentina en materia pesquera y constituir una Organización Regional de Ordenación Pesquero (OROP); poniendo al descubierto el real interés del Reino Unido, de obtener a través de una entidad de control conjunto, la condición de estado rivereño; lo que significaría dar finalizado el reclamo de soberanía mediante un tratado que eleve a la condición de país vecino, al propio espacio del territorio nacional que usurpa el Reino Unido.


El diario español “Faro de Vigo” con absoluta interpretación de la naturaleza jurídica del tratado que busca Gran Bretaña y del interés que existe en España por las ganancias que le deja a su país la pesca y comercialización del calamar que captura en el atlántico sur y que comercializa en toda Europa; detalla que “Barry Elsby, presidente de la Asamblea Legislativa británica de Malvinas ha abierto la puerta a la creación de un acuerdo regional para la pesca junto a Argentina”.

Argentina sigue sin sancionar a España por este saqueo pesquero que sus buques realizan – con licencia ilegítima británica - en zona marítimas argentinas usurpadas por Gran Bretaña que también ocupa ilegalmente el peñón de Gibraltar, en una cuestión en donde además España dice apoyar el reclamo argentino por las Islas Malvinas.


Gran Bretaña admite "trabajar para lograr un acuerdo" con el propósito que Argentina dé por terminado el reclamo de soberanía por Malvinas.

El Plan de Gran Bretaña

¿Cuál es el plan del Gran Bretaña? Marcelo Kohen, profesor en Derecho Internacional responde al respecto que es: “Perennizar su presencia en las islas, ‘vivir con la disputa’ y que la Argentina le resuelva los problemas que crea esa disputa de soberanía. Pretenden mantener y desarrollar la industria pesquera y crear las bases para una futura explotación hidrocarburífera. El desarrollo del turismo también forma parte de sus objetivos. Buscan mantener y desarrollar las comunicaciones, los contactos comerciales y obtener mano de obra en países vecinos (Chile, Uruguay y Brasil). Y excluir esas comunicaciones, contactos y mano de obra del territorio continental argentino”. En su última carta navideña a los kelpers, Theresa May volvió a hablarle a Macri: “Si bien el progreso ha sido más lento de lo previsto, continuaremos trabajando con Argentina para garantizar la entrega de todos los compromisos del comunicado conjunto”.

Argentina no debería negociar nada, con Gran Bretaña, que no esté referido a la soberanía que es la cuestión central de la disputa por las Islas Malvinas, Georgias, Islas Sandwichs del Sur y espacios marítimos circundantes, entre Argentina y el Reino Unido.

La Diplomacia  argentina debería trazar una estrategia que aproveche los acuerdos Mercosur – Unión Europea y además del Brexit, situaciones excepcionales que pueden favorecer, aún más, a la causa irrenunciable argentina por las Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur. 

1 comentarios :

Unknown dijo...

Esta excelente nota, sintetiza una realidad que duele, por todo lo ocurrido durante el conflicto y económicamente ... Ambos países, tanto España como gran Bretaña durante muchos años atrás, fueron Usurpadores de zonas terrestres y marítimas de notables riquezas y Como dijo Malcorra en el caso Malvinas es un tema "Constitucional no opcional!

Publicar un comentario

Sitios Afiliados

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...