domingo, 8 de abril de 2018

La ayuda de Estados Unidos al Reino Unido durante la guerra de Malvinas


Estados Unidos proporcionó una ayuda vital al Reino Unido para que pueda reinvadir las Islas Malvinas

Alexander Haig, el infame Secretario de Estado de Estados Unidos, designado, supuestamente para evitar la guerra estaba claramente alineado con la posición británica la que quería imponer a la parte aregntina. 

La mediación se basaba en dos puntos principales:

a ) El retiro de las tropas argentinas de Malvinas

b ) la administración interina conjunta de las islas o, en último caso, una administración neutral mientras se negociase la soberanía; que en un par de ocasiones se estuvo a punto de concretar, pero la oposición de Thatcher que prefería la guerra por conveniencia de política interna no por cuestiones de soberanía se rehusaba, al mismo tiempo que Galtieri no quería un retiro de tropas a pedido de Thatcher, lo que significaba una derrota anticipada. Todo ello fue un obstáculo insalvable para evitar que se llegue al conflicto armado. Básicamente, la primera ministra británica Margaret Thatcher declaraba que, una vez producida la ¨invasión¨, no se podía pasar por alto; Galtieri, por su parte, rechazó de plano la retirada voluntaria del Ejército argentino sobre un suelo legítimamente argentino.

Mientras los roces diplomáticos seguían la Unión Soviética, se dedicó a observar el devenir de unos acontecimientos en los que dos supuestos aliados de EEUU, se enfrentaban irremisiblemente. Moscú era consciente de que, más pronto que tarde, Washington tendría que decantarse por uno de los dos. Hacerlo implicaba romper la OTAN o romper el TIAR ( Tratado Interamericano de Acción Recíproca que era una alianza de todos los países americanos contra cualquier agresor extra continental). Cualquiera de las dos opciones resultaba beneficiosa para los soviéticos.

Tras unas semanas de política de dos caras (postura diplomática y neutral de Haig por un lado, y continuo e importante apoyo militar y estratégico del Pentágono por otro), hacia finales del mes de abril de 1982, el presidente estadounidense Ronald Reagan se inclinó por los británicos y la OTAN en detrimento de Argentina y el TIAR. Tanto la Unión Soviética como Cuba criticaron a Estados Unidos por este posicionamiento, y Fidel Castro llegó a ofrecer su apoyo a la Junta Militar argentina.

Los Estados Unidos brindaron a Gran Bretaña una ayuda de tal magnitud que fue determinante en el resultado de la guerra a favor de los británicos.

En el libro Margaret Thatcher. “Los años de Downing Street” se deja en claro la ayuda estadounidense al Reino Unido contra la Argentina :  “Sin los Harriers...y empleando la última versión del misil Sidewinder proporcionado por Caspar Weinberger (Ministro de Defensa de USA), no hubiéramos podido recuperar las Malvinas”. “También los norteamericanos…nos estaban prestando una ayuda inestimable. Ya he mencionado los misiles Sidewinder. También nos proporcionaron 150.000 yardas cuadras (125.000 metros cuadrados) de planchas para crear una pista de aterrizaje improvisada. El 3 de mayo de 1.982 Caspar Weinberger incluso propuso enviarnos el portaaviones “Einsenhower” para su empleo como pista de aterrizaje móvil.

Misiles estadounidenses sidewinder AIM 9L aire - aire para los aviones británicos Sea Harrier con los que derribaron a varios aviones argentinos durante la Guerra de Malvinas. La Fuerza Aérea no contaba con este armamento
“La ayuda provista incluyó munición, equipos, doce millones de galones de combustible de aviación y 200 misiles Sidewinder última versión. Pero, más útil aún, Gran Bretaña recibió vital inteligencia militar de comunicaciones interceptada y de un satélite de reconocimiento que se sacó de su órbita sobre Rusia a estos efectos”. “…Y Lehman (Secretario de Marina de los EE.UU. en 1.982) dijo que sin la ayuda norte americana a Gran Bretaña hubiera tenido que retirarse de las Falkland” (sic)” (David Dimbleby, An Ocean Apart, BBC Books). Este último autor realizó un documental televisión al respecto. Hay muchos testimonios en el mismo sentido. Pero cabe agregar algo fundamental: la ayuda de EE.UU. se concretó en el mes de abril, mientras su secretario de Estado mediaba entre las partes.

Entre los aportes bélicos de Estados Unidos a favor de los británicos se pueden enumerar los siguientes :

Un avión C-141 Starlifter de la USAF para uso desconocido y el buque ingles RFA “Stena Inspector” fue equipado por EEUU. Llegó cuando la guerra había acabado.

C-141 Starlifter de la USAF
Se utilizaron satélites para reconocer Malvinas y espiar otros objetivos: dos de detección fotográfica y uno de detección electrónica.

Se envió información acerca del movimiento de buques argentinos.

Se ayudó con un canal de telecomunicaciones permanente entre el alto mando en Northwood con la Fuerza Expedicionaria para ayudar a transmitir las comunicaciones entre barcos y centros de comando a lo largo de la línea de abastecimiento de 8000 millas.

Dos imágenes satelitales de Bahía Blanca y la Base Naval Puerto Belgrano, obtenidas por la cámara de mapeo de un satélite espía norteamericano KH-9. La de la izquierda fue obtenida el 4.1.1979 por el KH-9 misión 1214-5 y la de la derecha el 30.3.1979 por la misión 1215-5.
Se abasteció con combustible


Se envió 4 millones de litros de combustible de aviación a Ascensión.

Se  llevó a Ascensión 6000 tn. de combustible transportados en sus propios barcos-tanque.

Placas para adaptar a los AIM-9L en los aviones Sea Harrier.

Antenas parabólicas para comunicaciones satelitales

Equipamientos para detección de submarinos

Cartuchos de Bengalas para el sistema M130

Equipos de fotografía y de detección para aviones.

100 misiles AIM-9L (ov 200).


8 sistemas de misiles SAM Stinger.

Proyectiles para armas livianas.

Proyectiles para cañones.

Equipos electrónicos.

Instalaciones electrónicas en  S de Chile.

El Código de Comunicaciones de Guerra Argentino que había sido descifrado por la Agencia de Seguridad USA

Misiles AGM-45 Shrike.

Señales de inteligencia (SIGINT).

Pronósticos meteorológicos.

Buques cisternas.

Aviones de transporte.

Aviones para reemplazo de los tanques Vìctor.

Radiocomunicaciones.

Amplificadores.

Misiles antibuque Harpoon

Obuses

Morteros

Bengalas

Minas

Miras infrarrojas

Aviones KC-135(que complementaron el transporte aéreo inglés).

Aviones Cazabombarderos de despegue vertical de la Infantería de marina.

Información precisa sobre la frecuencia de radares y equipos de comunicaciones de los buques argentinos e información sobre determinadas capacidades de las unidades argentinas surgidas de los operativos combinados anteriores.

Una planta potabilizadora de agua.

350 válvulas de escape para torpedos.

Un cañón AA Vulcan Phalanx

Un motor de CH-47

Pequeños fogones de campaña

Proyectiles iluminantes para morteros de 60mm

Munición de alto explosivo de 40mm

18 contenedores de lanzamiento CTU-2 A

4700 tns. de placas de hierro para hacer una pista


Visores nocturnos

Paquetes de raciones de combate para patrullas de larga duración.


Como conclusión se puede demostrar fácilmente que Argentina  se enfrentó no solamente contra el anacrónico colonismo británico durante la guerra de las Islas Malvinas, si no también a aparato armamentístico, logístico y de información vital proporcionado por Estados Unidos a los británicos que les permitió derribar muchos aviones argentinos, evitar quedarse sin combustible, municiones y sobre todo recibir información satelital de la ubicación de la flota argentina, los movimiento de tropas sobre el continente, en Malvinas y las aguas en torno a las Islas. Todo esto les permitió a la fuerza invasora británica poder tener la ventaja en muchos aspectos. No obstante recibieron un duro castigo sobre sus buques y tropas que tratando de ocultar las verdaderas cifras de bajas británica recibidas en combate durante la guerra de  Malvinas.

Argentina  combatió prácticamente sola contra varios enemigos en las Islas Malvinas un hecho irrefutable que se intentó omitir desde el comienzo del conflicto.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Archivo General

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...